Escucha esta nota aquí

La tercera jornada del del Festival Internacional de Música Renacentista y Barroca Americana tendrá hoy en la capital cruceña la actuación de artistas y agrupaciones que han sido centrales en la historia de este encuentro musical, al que le han brindado notables presentaciones y los une un lazo afectivo que ha perdurado por años.

Tal es el caso del violinista y director musical Ryo Terakado y la pianista Sungyun Cho, que vuelven a reunirse por primera vez este año en Bolivia. “Sungyun vive en Corea y yo en Bélgica, además de la distancia, el problema de la pandemia no nos ha permitido actuar juntos, pero hoy volvemos a un festival donde tenemos y hemos conocido muy buenos amigos”, cuenta Terakado desde Concepción, donde actuó el viernes pasado.

Para su actuación de esta noche (19:00) en la capilla Los Huérfanos han elegido temas de los compositores y destacados violinistas franceses Fançois Francœur, Jean-Marie Leclair, además de las Fantasías para violín de Georg Philipp Telemann, que requieren de una gran calidad técnica para interpretarla. Incluirán en su repertorio Variación del tema de “Ah, vous dirai-je, maman” , de Mozart y dos temas y dos canciones japonesas de Kosaku Yamada.

En la misma jornada de hoy (21:00), pero en la iglesia San Roque, el coro y orquesta Arakaendar se presentan a la par del Royal College of Music Barroque Orchestra (RCM) del Reino Unido.

La historia de Arakaendar, tanto en su coro, creado en 2006, como en su orquesta, que empieza en 2011 han estado ligados a la figura del maestro británico Ashley Solomon, que en los inicios de ambos proyectos fue el encargado de dirigirlos. Además, de dirigir la prestigiosa agrupación Florilegium, Solomon es el director de interpretación histórica en el Royal College of Music desde 1994.

Es bueno recordar que en 2014 Arakaendar y la Royal College of Music realizaron dos coproducciones. Un año después, Arakaendar realizó su primera gira por la costa este de Estados Unidos bajo la dirección de Solomon y el Festival Misiones de Chiquitos los volvió a reunir en 2016.

Para esta noche, Arakaendar iniciará con Ave María, de Morricone, para luego seguir con composiciones de las Misiones jesuíticas de Bolivia y continuará con música barroca del Reino Unido de los siglos XVII y XVII. Por su parte la RCM interpretará temas deVeracin, Bach , Handel y Telemann.

Análisis


La felicidad de sentirse parte de este festival


Marcelo Suárez R./ Periodista


Viernes 22 de abril, en San Roque. El templo del viejo barrio cruceño acaba de vibrar con la presentación de Juilliard415, ensamble instrumental del programa histórico de la prestigiosa escuela de música de Nueva York, que interpretó piezas de Händel, Vivaldi y Purcell. Histórico también es el momento que sigue a esa actuación cuando el director Robert Healy cede su lugar a Mercedes Papu, directora del Coro de Urubichá, que esa noche acompañó al grupo en la jornada de apertura del Festival Misiones de Chiquitos en Santa Cruz de la Sierra.

La artista guaraya, que integró prácticamente todos los coros que han participado del festival barroco en la región, dirigió a los académicos estadounidenses y a las voces que conforman el grandioso coro creado en la selva oriental de Bolivia.

Fue un momento mágico y emotivo. La música cortesana de Telemann y la inmortal Misa Encarnación, de Giovanni Batista Bassani conmovieron a la audiencia, que colmó los asientos de San Roque. El final llegó con chobena guaraya y aplausos sin fin.

Previamente se había disfrutado de Barroqueando con niños y jóvenes, un recital que unió al Coro Infantil Municipal Voces del Cielo, con la Orquesta de Cámara Urubichá y las solistas del coro polaco Skowronki.

Así daba inicio a 10 jornadas de un festival que se hizo esperar cuatro años y que hoy, por esas cosas que solo la burocracia estatal puede lograr, es totalmente gratuito. Viendo el vaso medio lleno, la felicidad de la gente no tiene precio. Y esa noche, sin duda, fue feliz. A la salida se encontró con los músicos y se tomaron fotos, nacionales y extranjeros en uno solo sentimiento.

Son esas cosas que se logran cuando uno se siente parte de un festival que es todo un lujo en este lado del continente. Son esas cosas que logra el arte.




Comentarios