Escucha esta nota aquí

El Simposio Internacional de Escultura de Casa Design Center ya es una cita obligada cada año en Santa Cruz de la Sierra. Este encuentro de artistas de la madera empezó hace ochos años y se fue consolidando de a poco, con la presencia de experimentados artistas nacionales y de otros países.

La idea del simposio surge después de dos años en los que Casa Design Center organizó un concurso de arte en las categorías pintura y escultura. Para el tercer año los directivos de este centro comercial decidieron llevar adelante una reunión solo de escultores, apoyándose para ello en Juan Bustillos, un nombre importante en estas lides. Entonces, se puede decir que ya son diez años en los que Casa Design Center, ubicada en la avenida Busch y tercer anillo externo, vienen fomentando la cultura y el arte en la ciudad cruceña.

Diez años arduos

“Es un evento importante para nosotros”, señaló Bustillos, en medio del ruido de las motosierras que ayer empezaron a darle forma a los troncos recogidos de diferentes calles de la ciudad. Son árboles de cupesí, toco y trompillo, caídos por la inclemencia del clima o derribados por la acción humana. Este año los participantes son Darwin Ibáñez, Noemí Oropeza, José García, Raúl Alvarado, Roy Ochoa, Jefri Acuña, Julio Flores, Oscar Sosa y Waldemar Moirenda.

“La verdad es que cuando empezamos no pensábamos que lo haríamos todos los años, ni menos que hiciéramos ocho versiones del simposio”, comentó Bustillos, y agregó: “pero ahora vemos que ha funcionado bien y que por él han pasado artistas importantes y también jóvenes que después se consolidaron y ahora también son reconocidos, como Noemí Oropeza, por ejemplo”.

Bustillos apuntó que son una gran cantidad de obras las que se han creado en estos encuentros artísticos anuales, la mayoría de ellas queda en exhibición en Casa Design Center. El simposio se extenderá hasta este viernes, cuando las obras deben estar concluidas y de ahí se escogerá al ganador.

Cada año, el simposio se divide entre los artistas más experimentados y otros que participan como ‘aprendices’. Este año el aprendiz es el escultor guarayo Waldemar Moirenda, quien ya está dándole forma a su pieza con la motosierra y sus cinceles. “Ya tengo claro la figura que haré, será una mujer que lleva una carga. Será un homenaje especial para la mujer, sobre todo porque se acerca el Día de la Madre”, explicó Moirenda. “Yo me dedico a esto desde mis 12 años. Hoy (por el lunes) conocí a los otros escultores y estuvimos compartiendo ideas y hablando de nuestras obras”, dijo Moirenda.

Comentarios