Escucha esta nota aquí

Era un día especial para él y para Bolivia. Este jueves, Vladimir Suárez convocó a sus familiares y amigos a su casa, en Ciudad de México, para compartir su nominación al Grammy en su versión latina. Armó una mesa larga, puso un televisor y convidó salteñas al fiel estilo de la tierra que lo vio nacer. Todo con una vista espectacular de la capital azteca.

La nominación se dio a conocer ante el mundo entero, pero el trofeo se lo arrebató la argentina Tina Kids, con su trabajo ‘Canta y juega’ (mejor álbum de música latina para niños). De todas formas, la sonrisa del compositor nacional no se desdibujó de su rostro, porque solo por el hecho de aparecer en las nominaciones ya se siente ganador. Eso es una gran hazaña para él. 

Al instante llegó el brindis, la degustación de las salteñas y la charla infinita que es habitual en las reuniones de bolivianos. Vladimir se vistió como si fuera a desfilar por la alfombra roja y sus invitados también llevaron corbata. Eso sí, su mujer se lució ante la cámara con un vestido de brillos y fue otra de las más entusiastas. Ella, Sophia León, y su hijo Jaden son las voces principales del disco ‘Artistas de profesión, creado por el maestro Suárez. 

No hubo Grammy nuevamente, pero ahí estaremos siempre con la misma alegría y gratitud para seguir trabajando... gracias a Dios por este equipo maravilloso. Felicidades a todos los ganadores y que siga la fiesta”, escribió en su cuenta de Facebook. El post recibió muchos comentarios.