Escucha esta nota aquí

El cambio climático está obligando a muchos animales a alejarse de su hábitat natural en búsqueda de alimentos. Este es el caso de un zorro ártico que caminó alrededor de 3.506 km en búsqueda de comida y que ha dejado sin palabras a los científicos. En 76 días, el animal avanzó desde las islas Svalbard en Noruega hasta el norte de Canadá, que solo puede ser descrito como uno de los viajes más épicos de los que se tenga registro.

Investigadores del Instituto Polar de Noruega habían instalado un dispositivo con GPS en el animal luego de que fuese liberado en marzo del año pasado. Y es así como se dieron cuenta que había empezado semejante travesía. 

Con menos de un año de vida, lo que más sorprendió a los investigadores es la rapidez con la que avanzó toda esta distancia. El recorrido comenzó en Noruega y 21 días después ya su chip registró que estaba en Groenlandia, es decir, 1.521 kilómetros. Luego continuó su camino hasta el destino final en Canadá, 2 mil kilómetros más lejos.

"No podíamos creer lo que veíamos. Pensamos que quizás había muerto, o un bote la había trasladado, pero no hay botes por esa área. Estamos impresionados»" dijo Eva Fuglei, del Instituto Polar, a la BBC.

La problemática

De acuerdo con Eva Fuglei hay suficiente comida en el verano, pero es difícil en el invierno. "Es entonces cuando el zorro ártico migra a otras áreas geográficas para encontrar comida para sobrevivir. Pero este zorro fue mucho más lejos que otros que hayamos seguido, es una muestra de la excepcional capacidad que tiene esta pequeña".

Eva advirtió que lamentablemente sabrán qué hará esta pequeña en Canadá, pues el dispositivo dejó de funcionar en febrero. Sin duda que tendrá que cambiar sus hábitos alimenticios.