Escucha esta nota aquí

Guabirá visitará este martes (18:15) al Bahía de Brasil, por la segunda fecha del grupo B de la Copa Sudamericana. Para cumplir ese compromiso el equipo azucarero partió este lunes al vecino país con el objetivo de conseguir al menos una unidad, luego de haber caído en casa ante Independiente de Argentina por 1-3.

“Mientras matemáticamente se pueda tenemos que seguir soñando, yo creo que estamos bien, tranquilos, nada es imposible, hay que seguir con los mismos sueños. Les dije a los jugadores después del partido ante Independiente que hay que seguir soñando, podemos hacer un buen partido en Brasil, en Uruguay o en Argentina, ir partido tras partido y seguir soñando”, dijo optimista el DT Víctor Hugo Andrada.

La delegación partió del aeropuerto internacional de Viru Viru de Santa Cruz, donde Andrada le hizo una promesa a la hinchada del equipo rojo.

“Que se queden tranquilos, porque vamos a  jugarnos la vida. Queremos prestigio y darle alegría a la gente, a nuestra hinchada, a nuestras familias, a la dirigencia y a todos”, expresó .

“Les dije a los jugadores que lloramos cuando ganamos, lloramos cuando perdemos y al día siguiente hay que secarse las lágrimas, sacudirnos y seguir para adelante, porque de lo contrario nos quedamos llorando y no hacemos nada, no avanzamos, eso pasa en el deporte y en la vida”, agregó.

Pese a que Guabirá perdió de local en su primer partido de la fase de grupos ante Independiente de Argentina, Guabirá no se siente presionado, apuntó Andrada.

“Presión tenía mi viejo cuando se tenía que levantar a las  cuatro o cinco de mañana para laburar, esa es presión. Nosotros hacemos lo que nos gusta, tenemos que darle alegría a la gente, matarnos, dar la vida en cada partido”, enfatizó.

Comentarios