Escucha esta nota aquí

Guabirá podría perder a Kevin Mina, uno de sus jugadores más importantes, a poco de iniciado el campeonato de la División Profesional. Esa versión empezó a circular ayer por la tarde. El atacante ecuatoriano contaría con un par de motivos para emprender el retorno a su país, pero el principal, según trascendió, sería familiar.

Otra de las razones por las que se marcharía es que hay equipos interesados en los que podría jugar y mantenerse en actividad.

El presidente de Guabirá, Rafael Paz, manifestó a DIEZ desconocer la intención de marcharse de Mina, aunque el ecuatoriano le dijo que tenía algo importante para decirle.

“Quedamos en conversar cuando retorne del Uruguay (Guabirá viaja hoy para enfrentar a Montevideo City), pero no creo que se quiera ir, está cómodo aquí y tiene a su familia, aunque nunca se sabe, señaló el directivo.

Paz ponderó las cualidades futbolísticas del atacante y su generosidad en la cancha.

El entrenador Víctor Hugo Andrada habló sobre el tema con el jugador y éste le aseguró que se quedaría en Montero.

“Me dijo que no se va; además a dónde va ir si está todo cerrado (el libro de pases)”, dijo Andrada en contacto con DIEZ.

Mina tuvo un buen desempeño en el equipo azucarero hasta la fecha. Al comienzo le costó un poco ponerse a punto en el aspecto físico, pero una vez que lo consiguió mostró cualidades ofensivas interesantes, como su facilidad para asociarse al juego.

El corpulento atacante, de 1,93 de estatura y 27 años, anotó pocos goles, dos en el campeonato nacional y uno en la Copa Sudamericana, pero participó en la elaboración de varios, ayudando a sus compañeros a convertir.

Por ejemplo, en el partido del sábado ante Real Santa Cruz, le cedió el balón a Hoyos, que llegaba de atrás, y este convirtió el único gol de la noche, que le dio el importante triunfo al Diablo Rojo, que escaló al segundo lugar (quinto por diferencia de goles), a solo un punto de The Strongest, Bolívar y Nacional Potosí, que encabezan las posiciones.

Esta es la primera vez que Mina juega fuera de su país. Llegó procedente del Olmedo, antes había jugado para el Barcelona de Guayaquil, Águilas, Patria e Imbabura.

Todos están contentos con su rendimiento y consideran que puede dar mucho más. Pero aún no hay nada definido sobre su futuro.

El panorama se aclarará después de que hablen el jugador y el presidente del club.

Comentarios