Escucha esta nota aquí

Blooming y Guabirá disputaron este viernes uno de los mejores partidos de la jornada. Intenso de principio a fin. Notable fue la producción del cuadro norteño, que en el día del cumpleaños de su DT, Copito Andrada, le hizo un regalo con la victoria por 1-2 en el Tahuichi. Además, la suma de tres nuevos puntos (35) lo ayuda al rojo a ascender al sexto lugar en la tabla y hace que los celestes bajen al séptimo.

La academia tuvo muchas dificultades para desplegar un juego consistente. Pese a que contó con el defensor José María Carrasco, el volante Christian Latorre y el delantero César Menacho, que se recuperaron del Covid-19, careció de profundidad para superar a un rival, que incluso jugó con diez hombres desde el minuto 40 por la expulsión del mediocampista Diego Hoyos.

La tarea de los delanteros argentinos Juan Vogliotti y Alejandro Quintana fue vital en los azucareros no solo por los goles que marcaron sino por el doble esfuerzo que debieron hacer luego de la expulsión de un compañero.

En una primera parte muy pareja, de ida y vuelta y con peligro de gol en ambas porterías, Blooming asumió el control de la pelota. El gol de José Vargas a los 7 minutos fue consecuencia de una arremetida por izquierda de Edward Vaca, ya que un centro suyo, atrasado, hizo posible que el capitán de la academia defina acertadamente de cara al arco.

La conquista sorprendió a los norteños, que debieron poner mayor atención en la marca y mejorar su producción para equiparar fuerzas. El empate llegó a los 20’, luego de una proyección ofensiva de Gustavo Peredo por derecha y que provocó que Edward Vaca le cometa falta en el ingreso al área.

El árbitro no dudó en cobrar penal por la falta evidente. El argentino Juan Vogliotti se encargó de la ejecución y de poner el marcador 1-1.

La lucha continuó en el complemento y los arqueros tuvieron arduo trabajo. Peñarrieta y Mustafá evitaron la caída de sus  porterías con buenas tapadas, dándole al encuentro un matiz especial.

El trajín fue intenso, especialmente del equipo norteño que jugaba con diez hombres. El ingreso de Bruno Pascua, Álvaro Quiroga y Rodderick Perozo fue importante para Guabirá porque  reforzó el medio campo para administrar mejor la pelota y sobre todo la victoria, que pudo ser por marcador más amplio ya que un tiro libre de Quiroga terminó en el travesaño en el minuto 90.

Comentarios