Escucha esta nota aquí

Hasta el viernes habrá un poco de tranquilidad en  Guabirá. El club se comprometió a pagar los salarios de abril y mayo,  con una reducción salarial del 75%, según el acuerdo con los jugadores. “Si no lo hicimos antes fue por un  trámite en la entrega del dinero de nuestros patrocinadores”, sostuvo Ronald Paz, vicepresidente 'azucarero'.

Había malestar entre los jugadores por promesas incumplidas y había la posibilidad de que no acepten volver a los entrenamientos si no les abonaban los dos meses pendientes de  pago. Este año, el club cubrió los sueldos de enero, febrero y marzo, este último con un descuento del 50%.

El club estuvo esperando el desembolso del ingenio Guabirá y de otro patrocinador más. “La idea era pagar hasta este jueves, pero como es feriado, la cancelación se traslada para el viernes”, explicó Paz. Luego de que se cumpla este compromiso, jugadores y dirigentes se volverán a reunir para arreglar el pago de junio y julio, dos meses en los que no se sabe si habrá reducción también.

Las reducciones salariales se dieron para que los futbolistas ayuden, resignando parte de sus sueldos, a paliar en algo la crisis que atraviesan los equipos de la División Profesional debido a la cuarentena por el Covid-19, que tiene al fútbol boliviano paralizado.

Sobre el comienzo de los entrenamientos grupales, Paz aclaró que aún no tiene fecha, pues están esperando las pruebas de Covid-19 para los jugadores que les debe entregar la Federación Boliviana de Fútbol (FBF). /(5 AGO 2020)