Escucha esta nota aquí

Los futbolistas de Guabirá están preocupados,  porque el club solo les ha pagado el sueldo de marzo (con el 50% de descuento) y siguen a la espera de recibir los  pagos correspondientes a abril y mayo, con una rebaja del 75%. 

Hace varias semanas los 'azucareros' dejaron de entrenarse virtualmente y han implementado otra modalidad, pues la mayoría ya no cuenta con el dinero necesario para optar por un plan de internet.

“Hace tiempo se comprometieron a pagarnos abril y mayo,  pero hasta el momento no lo han hecho efectivo”, aseguró a DIEZ el capitán del plantel, Luis Enrique Hurtado.

Hurtado mantiene contacto con los dirigentes, incluso con el presidente, Rafael Paz, y le han manifestado que están a la espera de que las empresas que apoyan al club, a cambio de publicidad, realicen los desembolsos correspondientes para cumplir con sus obligaciones.

La preocupación va más allá, pues, a decir de Hurtado, dejaron de entrenarse en grupo, virtualmente, porque “hay compañeros que ya no tenían para pagar sus megas”.  

Además, indica que tampoco ha sido depositado el bono de alquileres, creado como una ayuda de la dirigencia por la pandemia y que lo reciben algunos jugadores nacionales y extranjeros para el pago de sus viviendas.

El otro lado

El vicepresidente del club, Ronald Paz, dijo a DIEZ que efectivamente están esperando dinero para cumplir con los futbolistas, pues sus dos patrocinadores comerciales más importantes se han visto afectados económicamente por la pandemia y con casos graves de coronavirus que han llegado hasta la muerte.

“Nosotros contábamos con ese dinero desde hace varias semanas para cubrir los sueldos de abril y mayo. Intentaremos que nos realicen los desembolsos esta semana; todo es como una cadena. Ellos nos dicen que pagarán la siguiente semana y nosotros decimos lo mismo a los jugadores, pero después no desembolsan el dinero por cuestiones administrativas”, explicó Paz.

Apelan a la comprensión de los futbolistas, pues la situación es complicada para todos. “Estamos esperando cumplirles abril y mayo, la situación es muy crítica. Vamos a negociar junio y julio porque es imposible pagarles toda la planilla ($us 105.000, aproximadamente)”, afirmó el directivo norteño.

Sobre los entrenamientos, Paz dijo que tiene entendido que los jugadores siguen trabajando con normalidad y que el gerente deportivo, Richard Pizarro, les hace seguimiento. Este último indicó que el cuerpo técnico envía diariamente el trabajo, cada jugador lo ejecuta individualmente, según sus condiciones de tiempo y espacio, y una vez a la semana se reúnen, vía Zoom, para evaluar y analizar lo realizado.