Escucha esta nota aquí

Guabirá tiene una de las plantillas más jóvenes en la División Profesional del fútbol boliviano, cuyo promedio de edad es de 24,75 años, con jugadores que rayan a gran nivel y se refleja en el buen momento que vive, con resultados positivos.

No por nada en sus dos últimas presentaciones sus figuras fueron los más jóvenes; contra Nacional Potosí, por la Copa Sudamericana, el  más destacado fue el montereño Gustavo Peredo (20 años) y ante Blooming, por el torneo doméstico, el más sobresaliente fue el media punta Mateo Abastoflor (18).

Para el entrenador Víctor Hugo ‘Copito’ Andrada nada tiene que ver la edad de sus jugadores en la elección de su equipo titular para cada partido, por la Copa o el torneo local, sino el rendimiento, actitud y compromiso.

“Hay materia prima, tenemos un promedio de edad joven y hay que aprovecharlo, por ejemplo, si Abastoblor sigue con este rendimiento va a pasar lo mismo que Peredo, no por ser juvenil va a  jugar 45 minutos, si tiene que jugar los 90 lo va hacer”, afirmó Andrada.

El entrenador es claro con sus jugadores y les recalca que va a jugar el que esté mejor, que si en algún momento uno de los referentes baja su rendimiento y tiene que dejarlo en el banco lo va hacer sin ningún problema.

“Por ejemplo Quiroga fue titular con Bolívar, pero no fue ni convocado ante Blooming, hay que ser consciente que hay gente grande que también va a quedar fuera”, explicó.

Para los jugadores, especialmente para los más jóvenes, la oportunidad que les de su entrenador les obliga a multiplicar esfuerzos para no quedar en la banca.

El jugador con mayor edad es el atacante argentino Juan Vogliotti, de 35 años y el de menor edad es Hugo Salvatierra, que el pasado 15 de enero cumplió 18 años y también pelea su puesto en primera./Zona Norte

Comentarios