ECONOMÍA

ENTREVISTA

Armin Dorgathen: “Vamos a explorar para sustituir importaciones de combustibles

Armin Dorgathen Tapia acaba de asumir las riendas de la empresa más grande de Bolivia. El nuevo presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) anticipa que en 2022 trabajarán para lograr una mayor ejecución presupuestaria.

26 de diciembre de 2021, 5:00 AM
26 de diciembre de 2021, 5:00 AM

Armin Dorgathen Tapia acaba de asumir las riendas de la empresa más grande de Bolivia. El nuevo presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) anticipa que en 2022 trabajarán para lograr una mayor ejecución presupuestaria. ¿Cambios en la Ley de Hidrocarburos? El ejecutivo revela que es necesario un cambio normativo, pero mientras tanto, y para avanzar, están emitiendo resoluciones para que el sector capte nuevas inversiones.

Este año la ejecución del presupuesto de YPFB fue del 15% ¿qué planes hay para 2022?

El objetivo de este año fue reactivar el sector, reactivar proyectos que estuvieron paralizados. Hubo varios contratos que estuvieron a punto de finalizar y los reactivamos en tiempo récord. El 2022 estará marcado para la ejecución del plan de exploración, que ya empezó, y esperamos resultados en el primer trimestre de 2022. El objetivo es ejecutar la mayor cantidad de proyectos exploratorios que nos permitan sustituir la importación de combustibles

El expresidente de YPFB, Wilson Zelaya dijo que saneó la economía de la empresa convirtiéndola en una entidad eficiente y austera ¿seguirá en la misma línea?

Completamente. El objetivo es tener una estructura eficiente, reduciendo costos lo máximo posible para destinarlos a exploración y sustitución de importaciones. Evidentemente, es necesario trabajar en una empresa lo más eficiente posible.

¿Cómo estuvo la reposición de reservas de gas este año?

El índice de reposición de reservas nos mide por gestión y muestra cuántas reservas se descubrieron contra las que se consumieron. Si es superior a 1, entonces encontramos más reservas de las que consumimos. Este año tuvimos descubrimientos comerciales en el campo Curichi, Chaco Este, Boicobo Sur y Los Monos X3. Son proyectos que ya están con reservas y podemos sumarlas a lo que se tienen en esta gestión. Y esperamos los resultados de Itacaraí, Sararenda, San Miguel X12 y Sipotindi para el primer trimestre de 2022. Es importante entender que en la exploración puede haber resultados positivos o negativos. La probabilidad de éxito es del 20%.

¿Se modificará la normativa para atraer inversiones?

El ministro (de Hidrocarburos) mencionó que se precisa cambiar la Ley de Hidrocarburos, eso va a requerir muchos consensos, precisará que todos los actores estemos de acuerdo para volver más atractivo el sector, pero estamos trabajando en muchas normas para hacer más atractivo el sector. Por ejemplo, sacamos una norma de incentivos para la producción de crudo y YPFB Andina logró duplicar de 500 a 1.000 barriles. El objetivo es que en 2022 se pueda duplicar la producción de crudo nacional. Son varias resoluciones para hacer más atractivo el sector.

¿Es una amenaza Vaca Muerta para el gas boliviano, más ahora que el Gobierno argentino construirá un ducto?

No lo veo como amenaza, tanto Brasil como Argentina son los mercados más grandes de Sudamérica. Y si hablamos de Brasil, tiene tres fuentes de suministro: el gas boliviano, el LNG y la producción propia. Entonces, si Vaca Muerta se conecta con Brasil, el gas de Vaca Muerta competiría más con el LNG; que es más caro, que con el gas boliviano.

Se declararon desiertas tres licitaciones para producir biodiesel, ¿van a lanzar nuevas?

El problema, en general, que tenemos en esta época de pandemia con las licitaciones es que los requisitos que se les pide a las compañías son muchos, por un tema de confiabilidad. Entonces, las licitaciones caen de los papeles. YPFB está encaminado en la producción de biocombustibles, ya se tiene etanol y ahora el objetivo es biodiésel. El costo de importar crudo es mucho mayor que producir biodiésel en Bolivia, la inversión se queda aquí y va a generar empleos. No hay dónde perderse, este proyecto se debe ejecutar.

¿Qué cultivos se van a utilizar o esperan el estudio con las recomendaciones?

Se ha visto de utilizar los aceites usados de cocina para generar diésel sintético, también el acopio de las llantas, que es un proceso amigable para el medioambiente. En aceites vegetales para generar biodiesel están la soya, la iatropa, la palma, cultivos que podemos tener en Bolivia para generar la mayor cantidad posible y así sustituir una mayor cantidad de importaciones.

Tomando en cuenta tanto la inversión como el riesgo, ¿no han analizado que se haga cargo el sector privado de la planta de biodiésel como lo hicieron con el etanol a través de los ingenios azucareros?

Definitivamente, en el tema de generación de materia prima no ingresará YPFB. Nosotros vamos a tener la planta, recibimos la materia prima, y la procesamos para producir biodiésel.

¿Tiene prevista una reunión con Argentina para analizar la sexta adenda?

Estamos trabajando en ello.