Escucha esta nota aquí

El campeonato boliviano tendrá un condimento extra esta temporada. La presencia de importantes entrenadores, exitosos, de peso, que vuelven a dirigir después de un tiempo de inactividad en algunos casos, y otros que seguirán en el “ruedo” pero con equipos diferentes.

Regresan Mauricio Soria, Néstor Clausen, Álvaro Peña, Julio César Baldivieso, Eduardo Villegas, Christian Díaz y Víctor Hugo Andrada.

Todos campeones, hombres de experiencia y mucha personalidad. Ganadores como futbolistas y como directores técnicos. Y también de opiniones fuertes, por lo tanto, a la polémica no le faltarán protagonistas.

Villegas, de Blooming, es quien tiene más títulos en su haber, seis, con The Strongest (3), Wilstermann, Universitario y San José.

Soria, de Wilstermann, suma tres, con The Strongest, Real Potosí y el propio Wilstermann.

Clausen, de Real Santa Cruz, fue bicampeón con The Strongest.

Peña, de Nacional Potosí, fue campeón con Wilstermann.

Díaz, de Royal Pari, también se consagró con Wilstermann.

‘Copito’ Andrada, de Guabirá, logró el campeonato con Blooming. Baldivieso, en Atlético Palmaflor, fue campeón con Aurora.

Asimismo, no se puede dejar de lado a Erwin Sánchez, pese a que aún no logró ningún título, pero estuvo muy cerca, y realizó una destacada labor en Oriente Petrolero y Blooming.

Tampoco a Alberto Illanes, que hoy está en The Strongest, y participó en algunas conquistas con Villegas y Soria, como entrenador alterno.

Y Bolívar apostó por el entrenador vasco José Ignacio ‘Natxo’ González, que dirigió a clubes menores de España y Portugal.

Resta conocer al nuevo director técnico de Always Ready, que sondeó al argentino Edgardo ‘Patón’ Bauza, para llenar el lugar de Omar Asad, pero la gestión no prosperó hasta la fecha.

Independiente de Sucre tiene como entrenador al exarquero Marcelo Robledo, con el que consiguió el ascenso.

Real Tomayapo ratificó al tarijeño Horacio Ortega, que lo sacó campeón de la Copa Simón Bolívar y lo ascendió a la División Profesional.

San José es otro equipo que no tiene director técnico.

El escenario empieza a armarse y los protagonistas están definidos. La disputa por el título se presenta interesante, esta vez casi todos de la categoría peso pesado.

​Ç

Comentarios