Escucha esta nota aquí

La primera final olímpica del 100 m desde la retirada del rey Usain Bolt se augura muy abierta el domingo en Tokio, sin ningún velocista con un gran título en la salida (Christian Coleman está suspendido, Justin Gatlin no se clasificó).

- Trayvon Bromell: el hombre a batir -

Tras tres años lejos de las pistas por una grave lesión en el tendón de Aquiles, el estadounidense Trayvon Bromell, autor del mejor crono del año en el 100 m con 9 segundos 77, vive un repentino renacimiento y se anuncia como el gran favorito.

Una manera para el velocista de St Petersburg (Florida), de 26 años, de recuperar el tiempo perdido tras un inicio de carrera a bombo y platillo truncado por dos operaciones tras los Juegos de Rio-2016. Primer Junior de la historia en bajar de 10 segundos (9 segundos 97 en 2014), tercero en el Mundial en 2015 con sólo 20 años y campeón del mundo en sala de 60 m en 2016, este ferviente creyente, criado por su madre en un barrio conflictivo y entrenado por el carismático técnico estadounidense Rana Reider, está por fin de vuelta al primer plano.

- Akani Simbine, el ambicioso -

El sudafricano pareció ir en ascenso en este año olímpico hasta hacer 9 segundos 84 (viento +1,2 m/s) a principios de julio en Hungría, batiendo un récord de África que databa de hace 15 años.

Segundo mejor tiempo de la temporada por detrás de Bromell, Simbine se postula para ser el primer campeón olímpico africano del 100 m desde su compatriota Reginald Walker en 1908 en Londres, toda una eternidad.

A sus 27 años, por ahora se ha quedado a los pies del podio a nivel internacional: 5º en los últimos Juegos Olímpicos, 4º en el Mundial de Doha en 2019 y 5º en el Mundial de Londres en 2017.

"Es su año para ganar una medalla individual olímpica. Hemos hecho todo antes de los Juegos, trabajado duro desde hace tiempo para eso. Necesita tener confianza y creer en él mismo", afirmó su entrenador Werner Prinsloo a la prensa sudafricana.

- Ronnie Baker, el desconocido -

A sus 27 años, este desconocido del gran público va a vivir la primera gran competición internacional de su carrera. Pero su 2º lugar en los Trials (clasificatorios) estadounidenses le da un estatus.

Tercer mejor tiempo mundial en 2021, Baker sorprendió a todos ganando el 100 m del meeting de Mónaco el 10 de julio, el único que reunió a todos los favoritos de los Juegos.

"Me sentía aliviado por mi segundo puesto en los clasificatorios. Me dije que si podía aguantar tal nivel de presión y emoción, nada me era imposible", declaró el medallista de bronce en el 60 m en el Mundial en sala de 2018.

- Andre De Grasse: el renacido -

Considerado como el posible sucesor de Su Majestad Usain Bolt tras unos Juegos de Rio-2016 muy prometedores (3º del 100 m, 2º del 200 m), Andre De Grasse tuvo que lidiar después con un cuerpo que le ha dado menudo problemas. Pero el canadiense, pareja de la campeona del mundo de los 100 m vallas Nia Ali, ha vuelto a recuperar seguridad en si mismo desde 2019 bajo la dirección de Rana Reider y aparece como un sólido 'tapado' para el 100 m aunque su distancia predilecta siga siendo el 200 m. 

Comentarios