Escucha esta nota aquí

El venezolano Julio Mayora conquistó el miércoles una plata olímpica de halterofilia en la división de los 73 kilogramos, inaugurando el medallero de su país en los Juegos de Tokio-2020.

Mayora, de 25 años, levantó 156 kilogramos en el arranque y 190 en el envión para una marca total de 346.

El chino Zhiyong Shi revalidó su medalla de oro de Río 2016 con un total de 364 kg, récord mundial, y Briken Calja (341), de Albania, completó el podio con el bronce en el Tokio International Forum.

Venezuela, que no se había estrenado todavía en el medallero de Tokio 2020, consigue así su segunda presea olímpica en halterofilia después del bronce de Israel Rubio en Atenas-2004.

Espoleado por gritos de "Vamos Venezuela" en el auditorio, Mayora completó sus primeros cinco levantamientos de los seis de la competición: 150, 154 y 156 kilos en arranque y 186 y 190 en el envión.

El venezolano únicamente desfalleció con un último y mayúsculo intento de 199 kg, que hubiera sido el mayor de la prueba.

Al dejar caer la pesa, el venezolano lanzó un grito de felicidad para celebrar su primera medalla olímpica.

Nacido en el costero estado de La Guaira (norte de Venezuela), Mayorga llegaba a Tokio con una excelente hoja de servicios en los últimos años, en los que estableció un dominio absoluto en la región.

Mayora acaparó las medallas de oro en los Bolivarianos Santa Marta 2017, los Sudamericanos Cochabamba-2018, los Centroamericanos y del Caribe Barranquilla-2018 y los Juegos Panamericanos de Lima-2019.

El único que pudo frenar al venezolano en su camino al oro olímpico fue Shi, la gran estrella de la categoría y poseedor del anterior récord mundial de 363 kg.

Este miércoles el deportista chino levantó 166 en el arranque y 188 en el envión, donde falló dos últimos intentos por 192 y 198.

Por su parte, el español David Sánchez concluyó en la novena y última posición con 323 kg (146 y 177).

- Esperanzas venezolanas -

Mayora comenzó a practicar halterofilia a los 10 años cuando el entrenador Osvaldo Tovar lo descubrió cuando jugaba a fútbol, su deporte favorito, y le prometió que un día podría ser un campeón en el levantamiento de pesas.

Quince años después, Mayora subió al podio olímpica alzando emocionado, y cubierto con mascarilla, su medalla de plata.

Venezuela sumó así su presea 18 en los Juegos Olímpicos, entre ellos tres oros, el último logrado por Rubén Limardo en la esgrima de Londres-2012.

Limardo no pudo repetir éxito en Tokio, pero Venezuela todavía tiene grandes esperanzas en sumar medallas con su gran estrella, Yulimar Rojas, en el triple salto y con Antonio Díaz en kárate y Daniel Dhers en ciclismo BMX.

Comentarios