Escucha esta nota aquí

Con otra excelente actuación de Ricky Rubio (26 puntos), España se clasificó para los cuartos del torneo olímpico de básquet masculino al batir 81-71 a Argentina, que queda en una situación muy comprometida, este jueves en Saitama en la segunda jornada del grupo C.

España, vigente campeona mundial, fue muy superior a la subcampeona Argentina, sostenida durante muchos minutos por la gran actuación de Nicolás Laprovittola (27), pero que echó en falta la aportación de sus otros líderes.

"Estoy encantado con la reacción que hemos tenido en el partido. Supimos meternos después de no empezar bien el primer cuarto, con muchas pérdidas, y tuvimos mejor control después. Poner en problemas de faltas a Campazzo pronto también fue un factor importante", analizó el seleccionador español Sergio Scariolo.

España está en cuartos y jugará por la primera plaza del grupo el domingo ante Eslovenia. Argentina deberá ganar a Japón y sacar la calculadora para intentar ser una de las dos mejores terceras de los tres grupos.

"Jugamos mejor, fuimos agresivos y, por momentos, pudimos controlarlos y tuvimos buenos pasajes, sobre todo en el primer tiempo. En el segundo bajamos bastante. Pero aún tenemos esperanzas de clasificarnos, dejaremos todo ante Japón", señaló Facundo Campazzo.

- Larguísima rotación -

Al conjunto europeo le costó arrancar, sin anotar en los tres primeros minutos, mientras que Argentina se movía al ritmo de un motivado Laprovittola, que se fue rápidamente a los 10 puntos, un día después de confirmarse su pase del Real Madrid al Barcelona.

Pero respondió Ricky Rubio, sobrado de confianza, para sumar once, con tres triples sin fallo en un par de minutos.

La racha del base se paró porque sufrió un golpe y sangró por la nariz. Tuvo que pasar por los vestuarios, lo que aprovechó el equipo sudamericano para dar otro estirón en el marcador y finalizar por delante el primer cuarto (25-20).

Con la 'segunda unidad', los jugadores que no salieron de inicio, España dio la cara e igualó 27-27 tras una asistencia de Usman Garuba a Pau Gasol, de un chico de 19 años que este viernes se presenta al draft de la NBA a la leyenda de 41 que fue elegida número 3 hace dos décadas.

Poco a poco, España hacía valer su larguísima rotación para darle intensidad a la defensa ante una Argentina que se atascaba en ataque. Al descanso la campeona del mundo ganaba 40-34.

Con Luis Scola y Gaby Deck aportando muy poco, y Campazzo demasiado fallón, un excepcional Laprovittola sostenía al equipo argentino, obligado a remar contracorriente para sobrevivir en el torneo.

Imparable, un contraataque de Ricky Rubio que finalizó con canasta y falta supuso la cuarta de Campazzo, obligado a irse al banquillo a dos minutos del final del tercer cuarto.

- Rompiendo la camiseta -

España no necesitaba su versión más brillante para controlar la situación con hasta 11 jugadores aportando en un rompecabezas bien ensamblado por Scariolo.

Al vendaval de Ricky Rubio se unió la finura de Sergio Llull, con 10 puntos, algunas acciones de Pau Gasol (9) y la seguridad de Sergio Rodríguez como segundo base.

Un 2+1 de Nicolás Brussino en la última acción del tercer cuarto dejaba a Argentina ocho abajo. La subcampeona del mundo estaba en un lío pero mantenía la esperanza de una remontada.

Sin embargo la magia de Laprovittola se fue evaporando y Campazzo cometió su quinta falta cuando quedaban cuatro minutos y medio. 

Entre lágrimas de frustración y rompiendo su camiseta por la rabia, el 'Facu' se fue al banquillo. Argentina sumaba su segunda derrota y ahora deberá ganar y sacar la calculadora para estar en cuartos.

Comentarios