Escucha esta nota aquí

El etíope Selemon Barega se colgó la primera medalla de oro del atletismo de los Juegos Olímpicos de Tokio-2020 al ganar este viernes en los 10.000 metros al ugandés Joshua Cheptegei, plusmarquista mundial, en una jornada del viernes llena de sorpresas.

Estrellas del deporte como el tenista serbio Novak Djokovic, la ciclista de BMX colombiana Mariana Pajón y el judoca francés Teddy Riner también se quedaron sin posibilidad de marcharse de Tokio con un oro colgado al cuello.

El atletismo echó a andar este viernes en Tokio-2020 y en la primera final llegó la primera sorpresa, cuando el joven Barega (21 años) superó en el esprint a Cheptegei en un ajustado final.

Otra sorpresa: el equipo mixto estadounidense del 4x400, gran favorito al oro, quedó descalificado por pasarse el testigo fuera de la zona en una prueba que se estrena en estos Juegos.

En cambio no hubo sorpresas en el triple salto, con la clasificación para la final de la gran favorita, la venezolana Yulimar Rojas, además de la colombiana Caterine Ibargüen y la española Ana Peleteiro.

- Acusaciones en la piscina -

Después de haber lanzado al relevo 4x100 metros hacia el oro y el récord del mundo, la australiana Emma McKeon (27 años) se coronó como campeona olímpica de 100 metros libre en la antepenúltima jornada de competición en la piscina.

La polémica llegó en la final de los 200 m espalda, prueba dominada por Estados Unidos, pero que ganó el ruso Evgeny Rylov, sobre cuya victoria habló su rival norteamericano Ryan Murphy para lanzar una insinuación que generó revuelo.

"Es un enorme peso mental para mí nadar todo el año en una carrera que no está probablemente limpia, pero así son las cosas", lanzó en zona mixta el campeón olímpico en Rio-2016 de la distancia.

Además del dopaje, otra de las sombras que sobrevuela los Juegos es la pandemia. Japón extendió este viernes la emergencia sanitaria en Tokio y otras cuatro regiones después que el país superase el jueves los 10.000 nuevos casos por primera vez.

- Apoyo a Biles -

Otro de los temas de conversación en Tokio es el caso de Simone Biles, la gimnasia estadouniense que se retiró de la final por equipos y del concurso general individual por problemas a la hora de gestionar la presión.

"Ha admitido tener problemas, por lo que ya es valiente. Y al mismo tiempo aplaudió a sus compañeras y estuvo presente para apoyar a la que iba a sucederla en el palmarés del concurso general", destacó el presidente del Comité Olímpico Internacional Thomas Bach en un encuentro con las agencias de prensa.

"No sé qué hacer. Es el sentimiento más raro. Estoy petrificada por intentar hacer un movimiento, pero no tener mi espíritu y mi cuerpo sincronizados", declaró la gimnasta en un mensaje en sus redes sociales, sin resolver la ingógnita sobre su participación en las finales por aparatos.

Algunos deportistas se solidarizaron con la estadounidense. 

"Lo mismo que le pasa a ella nos pasa a todos. Todos sentimos ansiedad. Es increíble la presión que se puede tener cuando todo el mundo espera una medalla de ti", declaró Pajón tras ceder su corona en el BMX a la británica Bethanie Shriever.

La colombiana (campeona olímpica en Londres-2012 y Rio-2016) no pudo convertirse en la primera deportista latinoamericana en lograr tres oros consecutivos, teniéndose que conformarse con una plata para Colombia que también sumó el bronce de su compañero Carlos Ramírez.

- Pajón cede la corona en el BMX -

Pajón no fue la única estrella llamada a subir a los más alto del podio en Tokio-2020 que se irán de los Juegos sin el oro.

Novak Djokovic perdió en semifinales del torneo de tenis con el alemás Alexander Zverev (N.5) y no solo se quedó sin el oro, sino también sin la posibilidad de conquistar el 'Golden Slam' (los cuatro torneos del Grand Slam y el oro olímpico en un mismo año), una proeza que solo logró la alemana Steffi Graff en 1988.

El jugador serbio, que jugará el sábado por el bronce contra el español Pablo Carreño, ni siquiera tendrá el consuelo del dobles mixto, ya que también perdió en semifinales.

Zverev jugará la final el domingo contra el ruso Karen Khachanov.

Otra de las grandes sorpresas fue la de Teddy Riner, el francés campeón olímpico de judo en 2012 y 2016 (en la categoría +100 kg), que tuvo que conformarse con el bronce y ceder la corona al checo Lukas Krpalek. 

El equipo de Brasil de fútbol femenino volvió a sumar una nueva desilusión al perder en penales contra Canadá, mientras que la gran favorita al oro, Estados Unidos, logró la clasificación para semifinales contra Holanda también en la tanda de lanzamientos desde los once metros.

Comentarios