Escucha esta nota aquí

Gobierno y oposición hacen una lectura diferente a la jornada de paro que se vivió ayer, a convocatoria del sector gremial, el movimiento cívico nacional, transportistas y otros sectores. Cada uno, se aferra a su propio discurso de evaluación para mantener la calma y evitar los dolores de cabeza. Son dos miradas completamente opuestas para valorar el comportamiento de la gente.

El exministro Guido 'Chelelo' Áñez Moscoso, compartió su evaluación de la jornada desde los micrófonos de 'Influyentes', el programa que cada mañana ocupa de frecuencia de EL DEBER Radio.

Para Áñez, "el Gobierno está equivocando el camino y generando intranquilidad social con su intento de implementar una "ley que violenta no solo derechos constitucionales y libertades individuales, sino que también altera las formas de vida" de amplios sectores de la sociedad.

Las protestas ante la ley de legitimación de ganancias ilícitas pone de manifiesto el descontento de la ciudadanía ante el intento de "control de la sociedad a través de leyes como se ha dado en otros países", expresó.

El exministro de agricultura considera "agotado el modelo que comenzó a implementarse desde el 2005" y, ante la falta de un liderazgo político que aglutine, se decanta por el control de la sociedad. Sin embargo, no se ha percatado que "su base está conformada por el sector informal, gente que vive del libre mercado".

'Chelelo' observa un "ataque al sistema económico que sustenta a Santa Cruz" ante la pérdida de credibilidad que vive el Gobierno. Y cuestiona la labor del presidente Luis Arce Catacora a quien considera "prisionero de Evo Morales", además de "seguir una agenda política que le llega del exterior e impone la represión y el control de la sociedad mediante leyes".

Ahonda en la crítica al mandatario de quien señala que se trata de un "interino que no cuenta ni con instrumento ni con respaldo" y que está en "la orfandad política".

La oposición

Duranta su entrevista en 'Influyentes', Áñez valoró el actuar de la oposición en el país. "Están abocados a tener más presencia mediática que social" ante la difícil tarea de oponerse a un Gobierno que se encamina hacia el totalitarismo, dijo.

Por el momento, el exministro no vislumbra una alternativa en el terreno político y valora la "participación ciudadana" como protagonista de las movilizaciones. Es más, matiza que este tipo de intervención es "el único lenguaje que entiende (el Gobierno)" y anima a sostener las movilizaciones sociales para que el ejecutivo vuelva a reconducir sus proyectos de leyes.

"Vienen del sindicalismo, no cuentan con formación democrático", detalla Áñez para explicar la situación de tensión y polarización que se vive en el país.



Comentarios