Escucha esta nota aquí

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, consideró apremiante coordinar con el nuevo director de la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (AISEM), Carlos Alberto Gutiérrez, la compra de pruebas Covid-19 que quedó paralizada por el escándalo de los casos respiradores españoles.

La autoridad busca una reunión con la flamante autoridad para que se pueda retomar las gestiones para la adquisición de 500.000 análisis PCR, que permitan realizar más diagnósticos de Covid-19 en la sede de Gobierno y El Alto.

Gutiérrez fue posesionado hoy y reemplaza a Geovanni Pacheco, quien está siendo investigado por el caso de supuestas irregularidades en la compra de los 170 equipos destinados atender la contingencia del coronavirus.

“Estamos a la espera de coordinar con él hoy mismo, con las autoridades del Gobierno Municipal de El Alto y de La Paz, para que podamos proseguir con las gestiones de adquisición de las pruebas de acuerdo a las posibilidades que tengamos”, informó el burgomaestre paceño, según la Agencia Municipal de Noticias.

Las 500.000 pruebas son parte del plan de control del coronavirus, fue gestionada a comienzos de mayo; sin embargo, quedó paralizada por la intervención que hizo la Fiscalía a la institución ligada al Ministerio de Salud.