Escucha esta nota aquí

Zenón Manzaneda Juchani (42), principal sospechoso de la violación y asesinato de la niña Esther (9), en la ciudad de El Alto, fue aprehendido este martes y se encuentra en dependencias de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc).

El hombre permanecía prófugo y era intensamente buscado por la Policía Boliviana, debido a que el caso generó gran consternación en la población. El cuerpo de la pequeña fue botado en una calle del barrio Villa Alemania del distrito 7.

Los restos mortales de Esther fueron enterrados en un cementerio de la ciudad de El Alto, en medio de protestas de vecinos que exigían justicia por el macabro crimen, que afecta a una familia de escasos recursos.

El director nacional de la Felcc, Iván Rojas, detalló que la captura se realizó “en tiempo récord”. “Él abandonó la ciudad, pero retornó y al mediodía se procedió a su aprehensión”, dijo el jefe policial.

En las siguientes horas, el depravado será puesto a disposición de la justicia, revelando que existen otras personas involucradas, porque lo encubrieron y lanzaron pistas falsas sobre su paradero.

La tarde del domingo vecinos encontraron el cuerpo de la niña en una acera, cerca de su domicilio. Había sido asfixiada después de ser violada por su agresor.

La presidenta Áñez se manifiesta al respecto

La presidenta Jeanine Áñez instruyó este martes al Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional realizar todas las acciones legales hasta llegar a una sentencia en contra del autor del asesinato y violación de la pequeña.

"He instruido al Ministro de Justicia y Transparencia Institucional que se realicen todas las acciones legales hasta llegar a una sentencia en contra del autor del asesinato y violación de la niña Esther, no vamos permitir ningún tipo de violencia", remarcó la mandataria, a través de su cuenta de Twitter (@JeanineAnez).

La pequeña Esther ya fue enterrada /Foto: APG