Escucha esta nota aquí

A pocos días de asumir como nuevo alcalde de La Paz, Iván Arias sostuvo que la imputación que la Fiscalía impulsa en su contra busca amedrentarlo y llevar a que ponga su atención en otros asuntos que no sean dar solución a las problemática de la capital paceña y sus ciudadanos.

La imputación “forma parte de esta acción que nos quiere incomodar, nos quieren atemorizar para descuidar (los temas de la ciudad) y que nuestra atención, en vez de estar centrada en cómo solucionar los problemas de cuidad, esté ocupada en otras cosas”, sostuvo la nueva autoridad.

Arias dijo que que se montan procesos y acusaciones en su contra desde que ganó, en primera vuelta, la elección local.

El Ministerio Público investiga a la autoridad por los delitos de incumplimiento de deberes, uso indebido de influencias y resoluciones contrarias a la Constitución. La acusación más reciente se centra en la presunta designación irregular de un funcionario (que no cumplía ciertos requisitos) cuando Arias fungía como Ministro de Obras Públicas del Gobierno transitorio.

En declaraciones a Erbol, al alcalde electo consideró que el Gobierno, ante la derrota del MAS en las elecciones subnacionales, ha determinado seguir una línea más dura y radical, en lugar de generar diálogo y acuerdos sobre temas como las vacunas y la reactivación de la economía.

Según el reporte de la Fiscalía, "se han colectado elementos suficientes de convicción” contra Arias, para quien solicitan arraigo, el pago de una fianza de Bs 30.000, presentación periódica ante el Ministerio Público y prohibición de acercarse al Ministerio de Obras Públicas.

Sin embargo, Arias manifestó que no sabe por qué la Fiscalía solicitó arraigo en su contra, puesto que no tiene intención de escapar, sino que se quedará en Bolivia para trabajar por La Paz como autoridad electa.

Tregua con Revilla

Tras el paro de los trabajadores de la empresa que se encarga de la limpieza y el recojo de residuos de la ciudad, tanto Arias como el alcalde saliente Luis Revilla se reunieron para limar asperezas y dar solución al conflicto que afecta directamente a la ciudadanía paceña.

Ayer se concretó una reunión definitiva en la que determinó que el pago de la deuda. La cancelación se hará de la siguiente manera: una parte, la gestión saliente, y la otra, la entrante. “Es un acuerdo al que hemos podido arribar las autoridades municipales salientes, las autoridades entrantes y la empresa La Paz Limpia junto al sindicato de trabajadores”, sostuvo Revilla a la conclusión del encuentro.

El texto del convenio señala que el pago de la deuda se efectuará de la siguiente manera: “un primer desembolso por Bs 3,8 millones, a realizarse hasta el miércoles 28 de abril. Se realizará un desembolso diario de Bs 1 millón, a realizarse con posterioridad al pago señalado al punto precedente, hasta cumplir con la deuda correspondiente al mes de diciembre de 2020”.

El resto de la deuda, que corresponde a tres de los cuatro meses adeudados, la pagará la gestión de Arias, que asumirá la silla edil el 3 de mayo. “La nueva administración municipal, a cargo del alcalde Iván Arias se compromete a entablar una negociación inmediata y un acuerdo para que la Alcaldía cumpla con sus obligaciones de pago pendientes y futuras, una vez se encuentre en funciones”, reza parte del acuerdo.

De esta manera también se limaron asperezas entre Revilla y Arias; el primero había insinuado que Arias podría estar detrás del conflicto de la basura, lo que causó el rechazo de Arias.

Comentarios