Escucha esta nota aquí

Acudieron a un llamado de emergencia para trasladar a una mujer en estado de embarazo al hospital ante los dolores de parto. El subteniente Rubén Quispe y los sargentos Óscar Apaza y Luis Alberto Ramos operaron como en cualquier otra emergencia y recogieron a la paciente para llevarla la hospital municipal de La Portada.

Pero la mujer dio a luz a su bebé en las puertas del hospital municipal de La Portada ante la reticencia del personal de salud para atender a la parturienta. Los bomberos Antofagasta, pertenecientes a la Policía Boliviana, tuvieron que atender la emergencia en la misma ambulancia que trasladaron a la paciente.

Según relatan los mismos bomberos, llegaron al centro de salud con una mujer aquejada por fuertes dolores de parto. En el ingreso de Emergencia pidieron el apoyo del personal sanitario para internar a la paciente. Sin embargo, una enfermera que salió a atender en primera instancia, se ausentó diciendo que llamaría a un doctor.

Minutos después y a pesar del estado de dilatación de la madre, otra enfermera volvió a observar la escena y refirió el mismo argumento. Fueron más de 20 minutos de una interminable espera.

Finalmente, y ante el inminente nacimiento del bebé, los bomberos atendieron la emergencia en la misma ambulancia. El sargento Apaza señaló que se dieron modos para hacerlo. “Al clamor de los dolores de la señora que tenía la dilatación nosotros procedimos con el trabajo de parto".



La presión de la familia y los persistentes reclamos obligó a los enfermeros a salir del centro para atender a la madre y la hija. Tras atender el parto y cuidar del buen estado de salud del recién nacido, Apaza señaló la negligencia de los trabajadores sanitarios que desatendieron la situación.

La Policía boliviana publicó en sus redes sociales una felicitación al equipo de bomberos que ayudó a dar a luz a la señora. “Buen trabajo camaradas: Sbtte. Rubén Quispe, Sgto 2do. Óscar Apaza y Luis Alberto Ramos”, destacó la entidad del orden.


Comentarios