Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, informó ese sábado, con documentos en mano, que Bolivia y Ecuador acordaron el préstamo de municiones y granadas a finales del año 2019, durante la presidencia de Jeanine Áñez, por lo que pidió la cooperación del vecino país para investigar este caso.

“Somos básicamente nosotros, pueblos hermanos de nuestra Patria Grande, y por eso espero que el Gobierno ecuatoriano pueda coadyuvar en la investigación de lo que pasó en estos días tan oscuros en Bolivia, y de esta manera poder dar con la verdad histórica del golpe de Estado que sufrimos las y los bolivianos”, señaló.

Del Castillo indicó que el 15 de noviembre de 2019, Bolivia solicitó a Ecuador el permiso de sobrevuelo de la aeronave tipo hércules C130, donde José Luis Frías Cordero, agregado de Defensa y Militar de Bolivia en Ecuador, se comunicó con el general Iván Inchauste, comandante general del Ejército de Bolivia, disponiendo que el 16 de noviembre el avión Hércules partiera a Ecuador a traer proyectiles y granadas, las mismas que debían ser devueltas, según lo acordado.

La autoridad de Gobierno dijo que el mismo día que se recogió el cargamento, Frías solicitó al director General de Logística de la Policía de Ecuador explicarle el proceso que debía seguir Bolivia para devolver las granadas y proyectiles que presuntamente fueron utilizadas para reprimir a la población hace dos años.

Bolivia jamás se ha metido en el conflicto de otros países, jamás ha enviado proyectiles o granadas en los conflictos que ha sufrido Ecuador en 2019. Siempre se ha precautelado la soberanía de otros países de la región y del mundo y nunca, un Gobierno democrático en Bolivia, va a enviar proyectiles o granadas para reprimir a los distintos pueblos”, declaró Del Castillo.



Comentarios