Escucha esta nota aquí

Este lunes se procedió a la desinfección de la cárcel de San Pedro, de La Paz, tras la muerte de tres privados de libertad, al menos dos con sospecha de Covid-19. También se esperan los resultados de las pruebas para establecer si el deceso se produjo por el mal.

“Estamos a la espera de saber si fueron o no casos positivos de coronavirus. Uno falleció por broncoaspiración (…) Tenemos la capilla, que fue habilitada como centro de aislamiento, pero si sobrepasa nuestra capacidad, los llevaremos a otros centros. Al momento son los tres reos fallecidos”, dijo Marco Pérez, jefe de seguridad penitenciaria.

El jefe policial lamentó que, pese a existir un voto resolutivo de los reclusos, para no permitir visitas ni salidas, los internos sigan acudiendo a audiencias, incrementando el riesgo de contagios, pese a que se solicitó que sean virtuales.

A su turno, Manuel Chambilla, director departamental de régimen penitenciario, informó que los dos reclusos fallecieron al interior del penal y otro cuando era trasladado a un centro médico.

Una protesta estalló en San Pedro la semana pasada, rechazando las declaraciones del exdirector de Régimen Penitenciario, Ramiro Llanos sobre el traslado del penal y exigiendo la transferencia de un reo de alta peligrosidad a otro reclusorio.