Escucha esta nota aquí

El director de Empresas y Entidades y Servicios Públicos de la Alcaldía de La Paz, Martín Fabbri, informó que el mes de julio se cerró con más de 2.000 personas que fueron enterradas en el Cementerio General, lo que implica un incremento de 500% el promedio de servicios registrados en años pasados. Por ello, anunció que se habilitarán terrenos para hacer entierros en tierra y así evitar el colapso.

La autoridad manifestó que hace 50 años que no se registraba una situación similar. “Seguiremos con esta planificación, y para ello se habilitó el entierro “en suelo”, desde el 1 de agosto. “Este será más económico. Alrededor de los Bs 400. Lo mismo con las cremaciones a Bs 697 con la subvención del Gobierno Municipal y en nicho, que varía entre Bs 155 y Bs 1.000”.

Pese al incremento, el director municipal aseguró que todavía no se ha llegado al colapso, y que se habilitó otro espacio para los entierros en tierra. El objetivo es habilitar al menos 2 mil nuevos espacios. “Deben tomar en cuenta que el promedio diario era de 12, ahora estamos sobre los 75, es decir, siete veces más”.

Con relación a los casos relacionados con el covid-19, Fabbri explicó que lo primero que se intenta hacer es la cremación de los cuerpos. “Si se supera el límite diario, nuevo o diez diarios; se pasa al nicho, que tiene un límite de 25. Si hay más, pasaríamos al entierro bajo suelo, que se realizará dentro del Cementerio General o en los nuevos terrenos que presentaremos para prestar el servicio”.