Escucha esta nota aquí

El Gobierno nacional intervino el Servicio Departamental de Salud (Sedes) de La Paz y posesionó, nuevamente, a René Sahonero como su director, mientras que el gobernador del departamento, Félix Patzi, rechazó esa medida y ratificó en el cargo a Eberth Osco.

El ministro Iván Arias, delegado presidencial para la región, explicó que la disposición a surge ante los “intentos fallidos de coordinación” y porque no hay una “sola cabeza” al interior de esa instancia, lo que dificulta encarar tareas contra la expansión del mal.

“La ministra de Salud nos ha comunicado, se ha intervenido el Sedes y el señor (René) Sahonero se hará cargo de esta institución después de fracasos intentos de coordinar con el gobernador”, dijo el ministro.

Mientras que Patzi lamentó que el Gobierno “insista en toma de control político” del Sedes, que, hasta el momento, pese a que en su momento él posesionó a Sahonero, aunque después lo destituyó, alegando que “conspiraba” contra su gestión.

En medio de todo eso, funcionarios del Sedes de La Paz iniciaron medidas de presión, rechazando el retorno del anterior director del Sedes y la segunda intervención que la administración central hace a esa dependencia.