Escucha esta nota aquí

Las autoridades del departamento de La Paz evaluarán esta semana si será necesario volver a una cuarentena rígida ante el incremento de los casos de coronavirus y piden que se anule la autorización del Gobierno nacional para que la población salga los fines de semana, porque daría lugar a más contagios.

“Hemos determinado trabajar en estos días para tener indicadores a nivel departamental y establecer el riesgo en el que podemos estar, así tomar decisiones de volver o no a la cuarentena rígida, siempre y cuando podamos evaluar a detalle el sistema de salud y que no se encuentre en riesgo de colapso”, dijo el alcalde Luis Revilla.

Desde ayer se flexibilizó el aislamiento en la sede de Gobierno, sumando 48 casos nuevos de Covid-19, de acuerdo al informe del Ministerio de Salud, y 40 adicionales, 31 en Viacha, según el Sedes.

La autoridad local atribuyó el incremento de infectados a las jornadas anteriores, tomando en cuenta que El Alto levantó su cuarentena hace una semana. Sin embargo, expresó preocupación por la existencia de más contagios.

“Hay que considerar que este incremento se viene produciendo desde los días anteriores, por supuesto que nos preocupa, pero estamos adoptando medidas para tener en condiciones nuestros centros médicos y volver a la cuarentena rígida si es necesario, esta semana haremos la evaluación”, dijo.

Concluyó solicitando que el Gobierno nacional anule la autorización para que la población salga los fines de semana en cercanías a sus casas, porque, advirtió, no habría la capacidad de hacer controles y la población malinterpretaría ese permiso, convirtiendo las jornadas en días del peatón.

“Hemos pedido que se suspenda la autorización de salidas el fin de semana, esa es una decisión equivocada que puede traer más contagios, sobre todo a los niños. La gente es irresponsable y asumirá estas salidas como un día del peatón”, acotó el burgomaestre paceño.