Escucha esta nota aquí

Una masiva marcha convocada por el Consejo Nacional Democrático (Conade) y la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH) recorre las calles paceñas hacia el penal de Miraflores donde está recluida la expresidenta Jeanine Áñez. Con las banderas de Bolivia y diversos carteles de apoyo a la exmandataria, los marchistas piden la liberación de Jeanine Áñez y de los perseguidos políticos.

Carolina Ribera, hija de Áñez, y Amparo Carvajal, presidenta de la APDH, encabezan la marcha.

Además del Conade y de diputados opositores, también se hizo presente en La Paz, Zvonko Matkovic, presidente de la Asamblea Legislativa Departamental de Santa Cruz, y que padeció en persona una prisión preventiva de ocho años por el caso terrorismo.

La marcha por los derechos humanos partió desde la avenida 6 de Agosto hacia el penal de Miraflores. A la marcha se fueron sumando ciudadanos al ver pasar la manifestación.

La hija de la exmandataria agradece "las gestiones para salvar la vida de mi madre". Ribera califica como "tortura" el trato que recibe la exmandataria en el penal. "Quieren matarla", manifestaba al frente de la marcha, mientras caminaba junto a Amparo Carvajal.

Amparo Carvajal, junto a los hijos de Áñez, aguardan en la puerta del penal para ingresar y conversar con Jeanine. Foto: Marka Registrada

El Conade reclama por un "juicio justo, como dice la Constitución Política del Estado", para todos los presos políticos. También reclaman el fin de la "represión política y la liberación de los presos políticos". 

Según un portavoz del Conade, la marcha supone una defensa de la democracia y de los derechos humanos para todos los bolivianos.

Puñetes y pedradas

Antes de llegar al penal, el frente de la marcha chocó con un grupo de personas que quería impedir el avance de la misma. La tensión se vivió por momentos, pero no pasó de gritos e insultos entre ambos bandos. Un fuerte contingente de las fuerzas especiales de la Policía custodiaba el ingreso al penal de Miraflores.



Por momentos, la tensión amenazó con provocar desmanes entre los dos frentes apostados en las inmediaciones del penal. Empujones, patadas y alguna piedra que cruzó la frontera de ambos grupos fue contenida de manera rápida por un cordón policial que se interpusoAl menos un marchista resultó herido por una piedra arrojada por quienes reclamaban a la marcha. 

La tensión entre los grupos apostados en las cercanías del penal pudo derivar en conflictos más serios. La disposición de un cordón policial entre ambos bandos evitó la confrontación./ Foto: Marka Registrada

La mañana de este miércoles, el director de régimen penitenciario, Juan Carlos Limpias, aclaró el reclamo de otras mujeres recluidas en la misma cárcel que Áñez y que denunciaban privilegios hacia la expresidenta. La explicación de Limpias alude a las "condiciones diferenciadas" entre las reclusas puesto que no "gozan" de una celda privada y deben compartir espacios comunes.

El director de régimen penitenciario aguarda la determinación de una junta de médicos para conocer las recomendaciones que se deben asumir en este caso.

Por su parte, el abogado de Áñez revela un "deterioro físico evidente, que se suma a una salud emocional que no es la adecuada".

El recuerdo del 21F se hizo presente durante la marcha por los Derechos Humanos en apoyo a Áñez. Foto APG

La tricolor unió a los cientos de marchistas que llegaron hasta el penal de Miraflores. Foto: APG Noticias


Amparo Carvajal, la presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos encabezó la protesta en apoyo a Áñez. Foto: APG Noticias

La tensión se elevó por momentos. La intervención policial para separar a ambos bandos evitó las agresiones. Foto: Marka Registrada






Comentarios