Escucha esta nota aquí

Con demora por falta de coordinación en la instalación de la Asamblea Legislativa Departamental que ahora está dirigida por Luis Surco, del MAS, Santos Quispe fue posesionado como el nuevo gobernador de La Paz con los dos brazos levantados y los puños apretados, pero con minoría parlamentaria.

El nuevo gobernador manifestó que ingresa al cargo junto al “ajayu” de su padre Felipe Quispe, con la intención de ejecutar el programa de gobierno que el dejó.

“El Mallku” era el candidato a gobernador por la agrupación Jallalla, pero falleció en la campaña, debido a lo cual se eligió a su hijo como reemplazante.

La primera decisión que tomó y que anunció en conferencia de prensa, es que en las oficinas de la Gobernación no estarán sus fotos, sino las de su padre, Felipe Quispe.

En el encuentro con medios de comunicación señaló que el Gobierno Departamental tiene una deuda superior a los Bs 180 millones y un presupuesto reducido respecto a anteriores gestiones.

Quispe detalló que Bs 107 millones corresponden a la deuda interna y otros Bs 72 millones a la deuda externa. Entre los ítems mencionados por la autoridad, existe una deuda de Bs 7 millones desde 1972 por los hoteles prefecturales, pero también hay otras obligaciones como las contraídas con el Senasir, reportó la red Erbol.

Lamentó que debido a las deudas se cierra las puertas para que la Gobernación pueda recibir ayuda internacional.

Respecto a los recursos, Quispe indicó que su predecesor Félix Patzi recibió la Gobernación con un presupuesto de Bs 347 millones, pero ahora le toca asumir el cargo con un presupuesto de Bs 208 millones, es decir, una reducción de casi el 40%.

“Es muy poco, pero vamos a trabajar sobres eso”, dijo el gobernador, quien además observó que toda la deuda iguala a casi todo el presupuesto de un año.

Para la gestión en estas condiciones, Santos Quispe dijo que ya ha pasado la campaña y está dispuesto a reunirse con el presidente Luis Arce, el vicepresidente David Choquehuanca y todos los acaldes. Y, de hecho, si no lo hace, se vislumbra que su gestión será muy complicada.

Enfatizó que no se cerrará a hablar con otras autoridades y llamó a que se termine la discriminación por diferencias políticas de izquierda y derecha.

Oposición

La Asamblea debía posesionar a su directiva, y posteriormente hacer lo mismo con Santos.

El presidente de la Asamblea Departamental explicó que el viernes se conformó una comisión de credenciales, dicha comisión tenía 48 horas para derivar al directorio un informe que debió ser considerado y aprobado en la sesión de ayer. Luego se iba a proseguir con la posesión de Quispe.

Pero, la comisión no entregó a tiempo el informe correspondiente y el directorio recibió dos informes distintos. Los asambleístas afines a Santos Quispe, que son ahora menos luego de la ruptura con la alianza Jallalla, denunciaron que el MAS ponía de esta forma trabas a la posesión del hijo del “Mallku”, reportó urgentebo.

 


Comentarios