Escucha esta nota aquí

El director de la Fiscalía Especializada en Delitos contra la Vida, Sergio Fajardo, informó este martes que en lo que va del año, en Bolivia se han registrado 24 hechos de feminicidio. Esta cifra incluye el macabro hallazgo de las cuatro jóvenes que fueron asesinadas y enterradas en el Sindicato Tres Arroyos, en el municipio cochabambino de Villa Tunari, un hecho que ha consternado al país.

Según los datos del Ministerio Público, desde el primer día de enero hasta el 2 de marzo, en Cochabamba se registraron 7 casos, en Santa Cruz 5 y en La Paz 4. Mientras que Oruro, Potosí, y Beni se reportaron 2 hechos, respectivamente. En Pando y Chuquisaca hay un caso por departamento. 

“Se vienen investigando hechos de feminicidio en el departamento de Cochabamba, donde se encontró a cuatro mujeres sin vida, enterradas con las mismas características. También se reportó un caso en Trinidad, Beni, en horas de la madrugada de ayer, donde una mujer habría muerto a manos de su exconcubino”, explicó Fajardo.  

Las jóvenes asesinadas en Tres Cruces

 Sergio Fajardo sostuvo que el primer hallazgo en la zona de Tres Arroyo fue el de Mónica, de 25 años, quien desapareció el 21 de diciembre de 2020. Por este caso hay tres detenidos, uno de ellos aceptó su culpabilidad y fue condenado a 30 años de prisión.

Por su parte, el director nacional del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), Andrés Flores, explicó que las causas de la muerte de las cuatro mujeres, quienes habrían sido victimadas en distintos lugares pero enterradas en la misma zona, son similares.

“Mónica tiene como causa de muerte asfixia mecánica por estrangulación a lazo; el segundo cuerpo hallado corresponde a Nayeli quien falleció por un traumatismo craneofacial severo; Beatriz tiene como causa de muerte traumatismo craneoencefálico severo mientras que Margarita perdió la vida por asfixia mecánica por estrangulación a lazo”, detalló.

Flores explicó que los cuatro casos tienen las mismas características antropométricas y el mismo modus operandi sobre la forma del sepultamiento, además de similares causas de muertes. 

“En cumplimiento a los requerimientos fiscales, el IDIF someterá al sentenciado, en el caso de Mónica, a un peritaje en psiquiatría forense para que el estudio de la conducta determine la peligrosidad de este sujeto y establecer si estamos frente a un psicópata”, dijo Flores.

Comentarios