Escucha esta nota aquí

Elegir el mejor pañal para el bebé es una decisión que afectará al pequeño durante sus primeros años de vida, por lo que es fundamental acertar con la marca y las características. En nuestro país la empresa Italsa produce pañales de la marca "Mi bebé" 100% bolivianos y apuesta a entrar fuertemente en el mercado nacional con productos de calidad, cómodos y absorbentes.

La fábrica de Italsa está ubicada en el Parque Industrial donde los pañales son elaborados con insumos de primer nivel garantizando así su inocuidad y calidad, nada producción 100% nacional y nada que envidiar a las marcas internacionales.

Toda la materia prima con la que se elaboran los pañales está dermatológicamente probada y no causa irritación en la piel del bebé. Tienen bandas elásticas en lados que se ajustan a la entrepierna del bebé y una cinta y orejas elásticas ajustables a la cintura del bebé. Todos los pañales presentan una capa de adquisición color celeste que es capaz de distribuir la orina a través de todo el núcleo del pañal haciendo que estos sean súper absorbentes.

Estos pañales se encuentran disponibles en varias opciones para todas las etapas de crecimiento del bebé: talla P (50 unidades), M, G, y XG, en presentaciones de 40 unidades.

Se los puede encontrar en el Makro Parque, Hipermaxi, TiendasK1, tiendas de barrio, farmacias y diferentes mercados de la ciudad. También se pueden hacer pedidos por delivery a través de Yaigo.

La empresa Italsa apuesta a entrar fuertemente en el mercado de pañales y expandirse a nivel nacional a futuro con un pañal creado por manos bolivianas para los bolivianos.

Sobre Italsa

La empresa fue fundada el 14 diciembre de 2015. Es una empresa con Sociedad Anónima que tiene al Grupo Kuljs como accionista mayoritario. El Grupo Kuljis cuenta con empresas como Empacar, Supermercados Hipermaxi, Banco Económico, Supermercado Makro, Agropecuaria Modelo SRL, Red Uno.

Italsa también produce insumos médicos o dispositivos médicos como mascarillas quirúrgicas KN95, cofias y cubre zapatos.


Comentarios