Escucha esta nota aquí

Nasser Al-Attiyah empezó fuerte en la etapa prólogo del Dakar. Al catarí, cuando le ponen un crono delante, no sabe dosificarse ni ir tranquilo. Solo entiende de acelerar e ir al máximo. No le importó que la etapa prólogo de este sábado solo sirviera para establecer el orden de salida de la etapa 1 del Dakar de este domingo, cuando empezará la verdadera aventura. Lo ideal era estar entre los seis o siete primeros, pero el líder de Toyota, ganador de tres Dakar, el último de ellos en 2019 con el Hilux, y que fue segundo el pasado curso tras Carlos Sainz, se quiso quitar la espinita del pasado Dakar a las primeras de cambio en un terreno perfecto para su 4x4, reportó el portal Mundo Deportivo.

Nasser, entre las llanuras de Jeddah, en un recorrido muy rápido, sacó a relucir toda su velocidad para dar el primer golpe en su particular duelo psicológico con Carlos Sainz y Lucas Cruz. El catarí empezó a por todas, con ganas de marcar territorio desde el inicio, imponiendo un ritmo muy fuerte en los 11 kilómetros de prólogo, que le sirvieron para marcar el mejor tiempo con ocho segundos de ventaja sobre el piloto local Al-Rajhi (Toyota Overdrive), 12 sobre el 4x4 de MINI pilotado por Przygonski, 14 sobre el Toyota de Ten Brinke y el Mini 4x4 de Terranova. Pero la mejor alegría inicial se la llevó el catarí debido a un pinchazo inoportuno en el kilómetro 1 de prólogo para su gran rival, Carlos Sainz, que le hizo terminar a 36 segundos, lo que le hará salir a la etapa 1 desde una posición muy retrasada que le puede perjudicar.

El grupo delantero estuvo pues dominado por los 4x4 debido a la velocidad de este primer tramo, que sirvió de entrante antes del inicio del plato fuerte, un Dakar que consta de 12 etapas que debería ser lo contrario a lo visto en este prólogo, más técnico, con mucha más navegación que el pasado año y más dunas, el gran ingrediente de la cita más dura del mundo, que el año pasado no aliñó como se esperaba el Dakar de 2020.

Este domingo, Al-Attiyah tendrá que abrir pista en la primera etapa del Dakar 2021, de 622 kilómetros, de los cuales 277 serán cronometrados hasta llegar a Bisha. En una jornada llena de pistas, entre valles, zonas de piedras y muchos cruces de caminos, el catarí tendrá la dificultad añadida de no poder fallas al encontrar el camino correcto saliendo desde la primera plaza, sin marcas a las que seguir. Sin embargo, tendrá la ventaja de no tener que tragar polvo de nadie.

Comentarios