Escucha esta nota aquí

Ferrari dominó por sorpresa la jornada de ensayos libres del Gran Premio de los Países Bajos de Fórmula 1, este viernes en el circuito de Zandvoort, mientras que el británico Lewis Hamilton (Mercedes), líder del Mundial, sufrió un problema de motor.

Todo ello en el día en el que la Fórmula 1 regresaba al país después de 36 años de ausencia.

El mejor crono de la segunda tanda de los libres y del día fue para el monegasco de Ferrari Charles Leclerc, que aventajó a su compañero, el español Carlos Sainz Jr, en 154 milésimas, y al francés Esteban Ocon (Alpine) en 172.

"Parece que estamos realmente bien, pero estoy seguro de que las mejores escuderías (Mercedes y Red Bull) van a trabajar (para hacerlo mejor el sábado). Pero comparado con nuestros competidores directos (McLaren, Alpine) parece que estamos bien", destacó Leclerc.

El británico Lewis Hamilton (Mercedes), mejor tiempo de la primera sesión, se perdió gran parte de la segunda debido a un problema en el motor de su monoplaza.

El primer Mercedes fue el del finlandés Valtteri Bottas, cuarto a 230 milésimas. El quinto puesto fue para el ídolo local, el neerlandés Max Verstappen, a 362.

Estos cronos no son muy representativos, porque los pilotos no pudieron mostrar todo su potencial debido a varios incidentes.

La parada en la pista de Hamilton, líder del Mundial con tres puntos sobre Verstappen, provocó una primera bandera roja, antes de una segunda interrupción consecutiva por una salida de pista del ruso Nikita Mazepin (Haas).

Los pilotos perdieron cerca de 15 minutos al volante, después que solo pudieron rodar 20 en la primera hora de libres debido a que el Aston Martin del alemán Sebastian Vettel se quedó en la pista tras un problema en el motor, lo que provocó la aparición de la bandera roja. La tercera sesión de libres se disputará este, unas horas antes de la clasificación.

- Difícil adelantar -

Los pilotos deberán afinar su puesta a punto en un circuito en el que la Fórmula 1 no ha competido desde 1985 y que ha sido completamente reformado.

En una nueva pista, los ensayos son clave para los pilotos, que deben familiarizarse con el trazado, y para las escuderías, que tienen que recopilar el máximo de datos en un tiempo limitado.

Zandvoort propone una pista estrecha, rápida, con curvas inclinadas, un circuito diferente al resto de los que conforman el calendario.

Sabiendo que los adelantamientos son difíciles, las posiciones en la parrilla de salida, que se deciden el sábado en la sesión de clasificación, son especialmente importantes.

En las gradas están permitidos 70.000 espectadores por día durante el fin de semana, es decir, un 67% del aforo total del recinto.

Comentarios