Escucha esta nota aquí

Lewis Hamilton, sin estar en plenas condiciones físicas, consiguió este sábado la 'pole position' del Gran Premio de Fórmula 1 de Alemania, undécima cita de la temporada, en una sesión de clasificación en el circuito de Hockenheim -'casa' de Sebastian Vettel- marcada por los problemas de los Ferrari.

Se ha convertido en una situación habitual desde 2017. A menudo, cuando la Scuderia está en condiciones de plantar cara a Mercedes, un fallo de sus pilotos o de los mecánicos dan al traste con las esperanzas.

En el circuito de Hockenheim fueron estos últimos los que no estuvieron a la altura. En primer lugar el turbo del motor de Sebastian Vettel le privó de la sesión clasificatoria y le condenó al último lugar de la parrilla de salida el domingo, y después, problemas en el sistema de alimentación de combustible de Charles Leclerc le impidieron mejorar un décimo puesto.

Y eso que la Scuderia partía como favorita luego de haber dominado las tres sesiones libres en Alemania.

"Es el peor de los planes", lamentó un Vettel "muy triste y decepcionado porque es en casa y el coche iba bien". "Hay que comprender lo que ha pasado para evitar que se repita", indicó. "Dejamos escapar una buena oportunidad hoy, esperemos que haya otra mejor mañana".

"Si llueve..."

Es la segunda vez esta temporada que Vettel tiene un problema de motor en una sesión de clasificación. A finales de junio, en Austria, no pudo participar en la tercera y última manga (Q3), donde se disputan las diez primeras posiciones de la parrilla.

Leclerc había sufrido por su parte un cortocircuito en una unidad de control del sistema de inyección de combustible de su monoplaza en Baréin, lo que le privó de la victoria en marzo.

 

El holandés Max Verstappen (Red Bull) fue segundo de la sesión y compartirá la primera línea con Hamilton, por delante del finlandés Valtteri Bottas (Mercedes) y del francés Pierre Gasly (Red Bull).

"Si llueve (como anuncian la previsiones), las posiciones de cabeza no importan", predice Bottas.

En cuanto a los Ferrari, "espero que estén fuertes (el domingo) si logran reparar los coches", prosiguió el finlandés. Verstappen, por su parte, también los ve "en los puestos delanteros".

Comentarios