Escucha esta nota aquí

Corre en casa y quiere aprovecharlo: el monegasco Charles Leclerc (Ferrari) realizó este jueves el mejor tiempo de las dos primeras tandas de entrenamientos libres para el Gran Premio de Mónaco, carrera que nunca ha podido terminar desde 2017.

Seguro que tendrá complicado poder competir con Mercedes y Red Bull, las dos escuderías dominadoras en este comienzo de temporada, pero tras lo demostrado este jueves, Leclerc puede aspirar a pelear por el podio, que sería su primero en 2021.

Quinto en el campeonato, el monegasco de 23 años ha estado en varias ocasiones cerca del podio (dos veces 4º y dos 6º) con un Ferrari que esta temporada parece tener menos problemas que los del año pasado, cuando vivió su peor temporada desde 1980.

La Scudería tiene motivos para sonreír: su otro piloto, el español Carlos Sainz, firmó el segundo mejor crono de la jornada, a 112 milésimas de Leclerc (1:11.684) para un doblete simbólico.

Y eso que la jornada comenzó mal: víctima de una caja de cambios averiada, Leclerc solo pudo estar siete minutos y dar tres vueltas al trazado urbano (3,337 km) de Montecarlo por la mañana.

Frente a algunos compatriotas diseminados por las tribunas, Leclerc se redimió con el mejor crono vespertino, esperando que sea al inicio de un fin de semana favorable ante su público, ya que siempre que ha corrido por las calles del Principado, nunca ha acabado la prueba, ya fuese en F2 (2017) o en F1, primero con Sauber (2018) y después con Ferrari (2019).

"Hace dos años hicimos una buena clasificación, pero cometimos un error como equipo (por mala estrategia de carrera acabó 16º), por lo que es importante hacerlo bien aquí por Charles", declaró a la AFP el patrón de la Scuderia Mattia Binotto. 

"Hasta ahora nos hemos frecuentemente clasificado 4º (en tres de los cuatro GP de 2021), por lo que ese es el objetivo mínimo", admitió Binotto.

En 2020, Leclerc no pudo demostrar su talento ante los suyos, ya que Mónaco fue uno de las carreras canceladas por la pandemia del covid-19.

En este regreso de Mónaco al Mundial de Fórmula 1, se espera la presencia de 7.500 espectadores en las tribunas, la mayor cantidad de público permitida hasta ahora en un circuito, aunque esa cifra difícilmente le dará el colorido habitual a la prueba más glamurosa del calendario.

- Hamilton 3º y Verstappen 4º -

Tras la tradicional jornada de descanso del viernes, los monoplazas volverán a las calles del Principado el sábado, para la tercera tanda de entrenamientos libres y la posterior sesión de clasificación, y el domingo, para la carrera.

Será el momento de comprobar si Ferrari y algún otro equipo ha recortado la diferencia con respecto a Mercedes y Red Bull o si el campeonato seguirá siendo un mano a mano entre Lewis Hamilton y Max Verstappen.

Separados por 14 puntos en el Mundial, Hamilton, que busca un octavo título mundial, ha ganado tres de las cuatro carreras disputadas, además de un segundo puesto, mientras que el joven holandés de Red Bull ganó en San Marino y acabó por detrás del británico en las otras tres pruebas.

Este viernes, Hamilton y Verstappen firmaron el 3º y 4º mejor crono. "Somos demasiado lentos. No solo un poco, sino mucho", criticó Verstappen tras la sesión, quejándose que su Red Bull "no es muy agradable de conducir, cuando normalmente me siento cómodo".

"Estoy sorprendido por el nivel de los Ferrari, pero eso también demuestra lo lentos que somos", insistió, el holandés, casi medio segundo más lento que Leclerc.

Hamilton, por su parte, no se mostró tan pesimista y felicitó a Ferrari: "Parecen muy fuertes y eso es fenomenal, quiere decir más competencia".

Y es que, por el momento, solo Verstappen parece rival de los Mercedes. El mexicano Sergio Pérez, fichado por Red Bull esta temporada, aún busca su adaptación a su nuevo auto. Marcó el mejor crono por la mañana, pero solo fu e8ª en la sesión vespertina.

El estrecho trazado urbano de Montecarlo ya se cobró este viernes sus primeras víctimas. El español Fernando Alonso (Alpine) de regreso a la Fórmula 1 tras dos años de ausencia, tuvo que cambiar el alerón delantero después de una curva mal negociada, y el debutante Mick Schumacher (Haas) se estrelló contra el muro, sin poder acabar la segunda sesión de libres.

Comentarios