Escucha esta nota aquí

El piloto británico Lewis Hamilton se impuso este domingo en Imola en el Gran Premio de Emilia-Romaña, seguido por su compañero finlandés en Mercedes, Valtteri Bottas, un resultado que permite a la escudería germana sumar un séptimo título consecutivo de constructores, un récord en la disciplina.

Mercedes supera así el récord que compartía hasta ahora con Ferrari, que logró el título de constructores entre 1999 y 2004 ininterrumpidamente, en la época dorada del piloto alemán Michael Schumacher.

Las 'Flechas de Plata' suman 479 puntos en el campeonato de constructores, una cantidad ya inalcanzable para Red Bull, segundo con 226, cuando faltan solo cuatro carreras para finalizar el campeonato.

Con este triunfo, el británico se acerca un poco más a un nuevo título mundial de pilotos, al sumar 282 puntos, por los 197 de Bottas y los 162 de Verstappen.

En la próxima carrera, a mediados de noviembre en Turquía, Hamilton tendrá la primera ocasión de igualar el récord de siete títulos de Schumacher, para lo que debería acabar la carrera con 78 puntos de ventaja sobre Bottas, el único piloto que puede evitar ya la coronación del inglés.

El podio en el mítico circuito de Imola lo completó el australiano Daniel Ricciardo (Renault) que se vio favorecido por el abandono en las últimas vueltas del holandés Max Verstappen, quien sufrió un reventón en una rueda cuando rodaba entre los dos Mercedes, en segunda posición.

Mejor estrategia de carrera

Hamilton partió desde la segunda posición, por detrás de Bottas, pero fue sorprendido por Verstappen, que le superó en los primeros metros, pero superó a sus rivales en la estrategia: entró más tarde a cambiar neumáticos y aprovechó esa circunstancia para tomar la suficiente ventaja como para mantener el liderato de la carrera tras el primer cambio de gomas.

El destacado líder del Mundial se vio beneficiado también por el hecho de pasar por 'boxes' en un momento en el que la carrera estaba ralentizada tras una incidencia con el francés Esteban Ocon, que se quedó con su Renault parado en la pista, activándose el coche de seguridad virtual.

El ruso Daniil Kvyat (Alpha Tauri), el monegasco Charles Leclerc (Ferrari), el mexicano Sergio Pérez (Racing Point), que remontó desde la 11ª posición en la parrilla de salida, el español Carlos Sainz (McLaren), el británico Lando Norris (McLaren), el finlandés Kimmi Raikkonen (Alfa Romeo) y el italiano Antonio Giovinazzi (Alfa Romeo) completaron el Top10.

Además del triunfo de Hamilton y la coronación de Mercedes, el Gran Premio de Emilia-Romaña, incluido en el calendario tras la reprogramación de la temporada por la pandemia del Covid-19, dejó otra imagen curiosa para los aficionados: el canadiense Lances Stroll (Racing Point) frenó demasiado tarde en su última entrada a 'boxes', provocando la caída, sin consecuencias graves, de uno de sus mecánicos.