Escucha esta nota aquí

Marquito Bulacia va al volante del Skoda Fabia R5 en el Rally de España y el argentino Fabían Cretu va como navegante. La dupla que compite a lo largo de esta temporada en el Campeonato Mundial de Rally, tiene por detrás a un equipo de mecánicos que realizan una labor importante y contra el reloj.

El argentino Ignacio Soteras, el portugués Antonio Castelo Branco, el italiano Giovanni Giordo y el español Santiago Fernández son los cuatro mecánicos que ponen a punto el coche número 45 que conduce el boliviano en esta competencia, bajo la atenta mirada del ingeniero del equipo Race Seven, el italiano Paolo Piras.

Tienen diferente nacionalidad, pero hablan el mismo idioma: la mecánica. Como reza un conocido dicho en nuestra tierra ‘todos tiran el carro para el mismo lado’ y realizan su trabajo de forma más eficiente posible, pero con un enemigo permanente: el tiempo.

En la primera etapa del Rally de España, por ejemplo, tras los primeros tres tramos, los competidores ingresaron al parque de asistencia, donde los mecánicos tuvieron 40 minutos para hacerle el mantenimiento correspondiente a las máquinas.

En el caso de la máquina de Marquito, cada mecánico se hace cargo de todo un sector de dónde va una llanta, pues revisa la goma, el freno, la suspensión, el trapecio, alineado y todo lo que está en su sector. Los mecánicos que ven la parte delantera, además deben revisar la dirección y si es necesario se hacen las reparaciones correspondientes.

También se hace un chequeo rápido de toda la parte mecánica, medición de aceite, refrigerante, limpiar filtro de aire y finalmente se arreglan algunos golpes que sufre la máquina durante la carrera, generalmente la parte que más estropeada queda es la máscara delantera.

Después de la segunda pasada a los tres tramos, los mecánicos contaron con una hora y 15 minutos para hacer el mismo trabajo de antes, pero esta vez también tuvieron que adaptar el coche, que corrió sobre tierra, para que pase a asfalto, terreno de la segunda y tercera etapa.

Se puso una caja secuencial, se cambiaron las gomas, los frenos, la suspensión entre otras cosas. Prácticamente se cambia casi toda la parte mecánica, excepto el motor y todo eso con el reloj corriendo en cuenta regresiva.