Escucha esta nota aquí

Marquito Bulacia fue recibido como todo un campeón ayer por la mañana, tras su arribo al aeropuerto internacional de Viru Viru, donde familiares, amigos y gente del deporte tuerca se dieron cita para darle una calurosa bienvenida. Y no era para menos, el joven piloto logró un histórico subcampeonato mundial en la WRC3, el fin de semana, y unos días antes había logrado el título en el Campeonato Italiano de Rally.

Todo fue alegría en el aeropuerto de Santa Cruz, incluso había una banda de música. De ese mismo lugar, unas semanas antes, el piloto de 20 años partía a Europa con la ilusión de hacer historia y lo logró. Sabía que no era tarea fácil, pero su capacidad al mando del Citroen C3 R5, con el que corrió el mundial, y el Skoda Fabia R5, con el que disputó el campeonato italiano, le permitió volver exitoso a su tierra natal.

Su padre Marco Bulacia Barba, su madre, Susybeth Wilkinson, y sus hermanos menores Bruno (18 años) y Valeria (10), son los que mayor apoyo le brindan y por eso los logros de Marquito se toman como un éxito familiar.

“Quiero agradecer a todos por el apoyo. Los logros son gracias al apoyo que me dieron y a mis patrocinadores que permitieron que esté en las carreras en el exterior. También doy las gracias a las personas que pusieron su granito de arena para que estemos en la última fecha del mundial (Rally de Monza)”, dijo Bulacia.

Este año corrió ocho competencias en el exterior. Por el mundial WRC3 disputó cinco fechas: se impuso en el Rally de México, en marzo; fue cuarto en el Rally de Estonia, en septiembre; ese mismo mes fue segundo en el Rally de Turquía; quedó tercero en el Rally de Italia, en octubre; y se ubicó sexto en el Rally de Monza, en diciembre.

Por el campeonato italiano participó en tres carreras: fue vencedor absoluto en el Rally San Marino, en agosto; quedó quinto en el Rally Adriático, en septiembre; y volvió a imponerse en el Rally Tuscan Rewind, en noviembre.

Para despedir el año, Marquito piensa correr el Rally de Pedro Lorenzo, el 20 de diciembre, prueba puntuable para el campeonato departamental.

Para 2021 tiene previsto seguir corriendo el campeonato mundial, aunque hay muchas cosas aún por definir. “Estamos viendo qué pasará para el próximo año. Nos encontramos en negociaciones para ver si seguimos o no en el mismo coche (Citroen) y si seguiremos en la misma categoría (WRC3)”, expresó el piloto cruceño a DIEZ.

Orgullo de Adecruz

“Es un orgullo haber visto crecer a Marquito bajo una dirección familiar, no fue algo improvisado, entró primero al karting, luego corrió en el autódromo, después pasó al cross country en UTV, hasta que llegó a correr rally en auto, bajo la dirección de su papá, que tiene mucha experiencia en automovilismo. Para Adecruz es una satisfacción grandísima que a su corta edad tenga logros tan importantes. Estamos orgullosos de él”, dijo Carlos Santos, presidente de Adecruz.

Comentarios