Escucha esta nota aquí

El inicio de los Juegos Suramericanos no solo está marcado por el retraso de algunos escenarios deportivos, sino también por la dificultad de los atletas nacionales, quienes tienen que peregrinar por un lugar para llevar a cabo sus prácticas de cara a la participación en el evento en Cochabamba.

Disciplinas como bicicross, atletismo, esgrima y hockey sobre césped son algunas de las modalidades que más problemas han tenido para trabajar con miras al debut en la competencia internacional.

Los pilotos de BMX hasta el momento no pudieron probar la pista del Circuito de la Tamborada y no tienen un lugar oficial para entrenarse. Jaime Quintanilla, miembro del equipo nacional, comentó a DIEZ que hasta la fecha no han recibido nada por parte del Ministerio de Deportes y que la selección está trabajando en una pista pequeña, por el parque Mariscal Santa Cruz.

Similar es el caso de los chicos de esgrima, que hasta tuvieron que ensayar en la casa de uno de los deportistas porque se quedaron sin lugar para practicar tras el cierre del estadio Félix Capriles. Hace poco la Alcaldía les otorgó el Complejo Prefectural para que llevaran sus equipos y pudieran prepararse para los juegos.

Mientras que atletismo igual se vio perjudicado con la refacción del Capriles, pues sin pista para entrenar los miembros del equipo tuvieron que buscárselas. El dirigente Pablo Vera, presidente de la Asociación Cochabambina de Atletismo, dijo que la Alcaldía hace días les abrió las puertas del estadio GAMC para que pudieran ambientarse al escenario.

Más preocupante es el caso del hockey sobre césped, pues ellos entrenan desde el domingo en la cancha del COE, gracias a la gestión del presidente de esa federación, Carlos Rosales, quien afirmó que el Ministerio de Deportes no ha colaborado con los deportistas nacionales en el sentido de otorgarles un lugar para una mejor preparación.

Más organizados

Algo distinto a la realidad de los atletas bolivianos sucede con las delegaciones que van llegando hasta la ciudad de Cochabamba porque desde el primer momento que decidieron entrenar, no han tenido inconvenientes de buscar canchas o escenarios deportivos para realizar sus actividades.

Ese es el caso de la selección argentina de fútbol, que coordinó con su Comité Olímpico para que Codesur le cediera canchas. Mientras que Venezuela y Chile trabajan sin problemas en la piscina olímpica del Centro Acuático.

La abanderada de Panamá, la taekwondista Carolena Carstens, tampoco tuvo dificultad para hacer su primera práctica en la Llajta con su entrenadora.

Comentarios