Escucha esta nota aquí

El mexicano Saúl 'Canelo' Álvarez noqueó la noche del sábado al estadounidense Caleb Plant y se convirtió en el primer campeón indiscutible de peso supermediano en la historia del boxeo.

Álvarez, de 31 años, envió al estadounidense a la lona en el undécimo asalto del combate en el MGM Grand de Las Vegas (Nevada) ante 16.586 aficionados que mayoritariamente celebraron el triunfo del mexicano.

Gran favorito en las apuestas, 'Canelo' le arrebató a Plant el cinturón de la FIB y lo unió a los tres que ya poseía de la AMB, el CMB y el OMB en la categoría de las 168 libras (76,2kg).

Únicamente cinco púgiles masculinos, ninguno de ellos latinoamericano, habían logrado poseer simultáneamente los cuatro cinturones de los órganos rectores del boxeo desde que esta hazaña comenzó a ser posible en 1988.

"Me motiva mucho entrar en esos pocos (boxeadores) que están en la historia de los unificados, por eso nada más somos seis en la historia", se felicitó el púgil de Guadalajara (oeste).

"No ha sido fácil", reconoció. "Este es un logro más para mi familia y mi equipo pero sobre todo para México. Significa mucho para mí ser el primer latino unificado".

Álvarez, considerado uno de los mejores boxeadores libra por libra del momento, suma ahora 57 victorias (39 nocauts), dos empates y una única derrota, sufrida ante el estadounidense Floyd Mayweather Jr por puntos en 2013, cuando tenía 23 años.

Plant, que sufrió la primera derrota de su carrera en 22 combates, fue un rival más peligroso que los otros campeones a los que había destronado en su camino al título unificado del supermediano.

Álvarez se hizo con los cinturones de la AMB (Asociación Mundial de Boxeo) y del CMB (Consejo Mundial de Boxeo) derrotando al británico Callum Smith en diciembre de 2020 y los defendió ante el turco Avni Yildirim el pasado febrero.

Posteriormente se hizo con el cetro de la OMB (Organización Mundial de Boxeo) ante el también británico Billy Joe Saunders en mayo.

- "Me costó un poco" -

Con su juego defensivo y velocidad de golpeo, Plant resistió el boxeo demoledor de Álvarez hasta que al inicio del undécimo asalto hincó por primera vez la rodilla al encajar una potente combinación de izquierda-derecha-izquierda.

Nada más superada la cuenta, y con el estadounidense aún tambaleándose, 'Canelo' lo persiguió por el ring hasta derribarlo definitivamente con otra feroz ráfaga de golpes, a un minuto y cinco segundos del fin del asalto.

Para cuando el púgil de Tennessee se levantó, el 'Canelo' ya estaba subido a las cuerdas sumido en uno de los mayores festejos de su carrera.

"Así es como tenía que terminar. Ya estaba muy lastimado y tenía que terminarlo ahí mismo", relató. "Es un peleador con muchas habilidades. Me costó un poco descifrarlo. Mis respetos para él".

Además de ascender al trono de la categoría, el mexicano tenía también una motivación especial para tumbar a Plant desde que denunció que su rival había insultado a su madre durante una tormentosa rueda de prensa en septiembre en la que se intercambiaron algunos golpes. 

Cumplido el objetivo, 'Canelo' dijo haber perdonado al estadounidense, quien se disculpó por sus palabras durante un largo diálogo con el mexicano sobre el ring, antes de ser trasladado al hospital por precaución.

"Me dijo que esas palabras no tenían significado para mi mamá y yo le dije que no se preocupara, que aquí se queda todo", explicó.

- Dura batalla -

El mexicano mantuvo en todo momento el control de una pelea que resultó incómoda para su estilo.

Álvarez dedicó los primeros compases a medir a su rival que, además de defenderse, aprovechaba la velocidad de sus puños para conectar golpes.

Tratando de encontrar su demoledor ritmo y de boxear cerca del esquivo Plant, 'Canelo' aplicó a Plant en el sexto asalto una serie de duros golpes que dejaron una visible huella en su rostro.

El estadounidense trataba de reaccionar ante la ventaja a puntos del mexicano pero sin modificar su estrategia cautelosa.

En el noveno, Plant aprovechó las ganas de Álvarez de liquidar la pelea para aterrizar varios golpes pero careció de la potencia de fuego necesaria para evitar que el mexicano le acabara tumbando en el undécimo.

Álvarez, que ha sido campeón mundial en cuatro categorías diferentes (superwelter, medio, supermediano y semipesado), no quiso confirmar cuáles serán sus próximos desafíos.

"Hice cuatro peleas en 11 meses ahora necesito un poco de descanso, por eso esperaremos hasta mayo. Pero me siento muy bien, en mi mejor momento", dijo Álvarez en la conferencia de prensa.

Los otros púgiles que han logrado poseer los cuatro cinturones de una misma categoría son el ucraniano Oleksandr Usyk (peso crucero), los estadounidenses Bernard Hopkins (peso mediano), Jermain Taylor (peso mediano) y Terence Crawford (súper liviano), y el escocés Josh Taylor (súper liviano).

Comentarios