Escucha esta nota aquí

El director general ejecutivo del Comité Organizador de los XI Juegos Deportivos Suramericanos (Codesur), Juan Manuel Chevarría, finalmente aclaró el caso de Kronopios. Confirmó que el presidente Evo Morales sí participó en una reunión en la que escuchó las propuestas de la firma de su exministro  Pablo Groux y la de su oponente Arte Bolivia, para organizar las ceremonias de inauguración y clausura de los Juegos 2018, antes de iniciarse el proceso de contratación que terminó adjudicado a favor de Kronopios. Sin embargo, Chevarría resaltó que Morales no intervino en el proceso, precisamente porque fue en un momento previo a la fase de contratación.

Chevarría confirmó que el mandatario se reunió con la firma ganadora, que pertenece al exministro de Culturas Pablo Groux; y la de su oponente a la que Morales, según el representante legal de Arte Bolivia, Alejandro Leytón, preguntó insistentemente sobre su experiencia en la organización de eventos de esta magnitud.

“En el momento en que se registraron las reuniones en las que estuvo el presidente Morales, estábamos en un momento previo al proceso de contratación”, con lo que buscó descartar cualquier intervención de Morales en el equipo que definió la contratación.

Algunos abogados a los que consultó EL DEBER señalaron que si Morales tomó parte del proceso de contratación, pudo haber incurrido en una falta al inciso g) del artículo 40 del Decreto Supremo 181, del 28 de junio de 2009, que define las normas básicas para la administración de bienes y servicios -donde la contratación directa es una de ellas- y establece que servidores públicos “que intervienen en procesos de contratación” no pueden tener contacto con los postulantes, a menos que sea de manera escrita.

Chevarría dijo que eso se hizo así porque “nosotros solicitamos su  opinión para ver el tema de la organización de la inauguración, el lugar donde como país anfitrión debemos lucirnos, mostrar nuestra riqueza cultural, por eso había que ver la opinión de altas autoridades como la suya”.

Precisamente, esa es la denuncia del senador Óscar Ortiz. Él recordó que los medios estatales y el mismo presidente informaron de que evaluó a las dos empresas, les hizo sugerencias, y, para él, esto demuestra que su participación influyó en la contratación de la firma de su exministro Groux, lo que quebranta la norma de contratación directa y podría generarle responsabilidades.

Hasta ayer ninguna autoridad nacional había confirmado la presencia de Morales, específicamente en esa reunión en la que se escucharon las propuestas de ambas empresas, que se realizó la tarde del 1 de enero en instalaciones del Codesur.

El 28 de diciembre, también con la presencia de Morales, la agencia ABI reportó otra reunión en la que junto al gobernador de Cochabamba, Iván Canelas; el ministro de Deportes, Tito Montaño; y el director de Codesur, el presidente “evaluó” las dos propuestas.

Luego hubo una serie de contradicciones. Montaño dijo que solo se había reunido con el presidente “para ver varios temas respecto al desarrollo del deporte, no precisamente para evaluar este tipo de propuestas”.

El ministro de Justicia, Héctor Arce, aseguró el 10 de mayo en su cuenta de Twitter que “el presidente nunca se había reunido ni pronunciado a favor de ninguna empresa”. Pero el vicepresidente Álvaro García Linera afirmó todo lo contrario ese mismo día: dijo que Morales asistió a decenas de citas con “deportistas, con dirigentes, con instituciones y con empresas”,  y admitió que fue para “acelerar los procedimientos” a fin de que se puedan cumplir los plazos para que “los juegos sean un éxito”.

El viceministro de Transparencia, Diego Jiménez, en la misma línea, aseveró que Morales tuvo reuniones con las empresas con el fin de que las cosas “salgan bien”, pero que “él  no es parte del proceso de contratación, no es parte de las comisiones técnicas, no es parte de los equipos que hacen las evaluaciones de ninguna naturaleza. Como jefe de Gobierno tuvo muchas reuniones con alcaldes, gobernadores, empresas”, pero que no evaluó ni definió nada. Chevarría dijo que en los contratos se cumplió estrictamente con el reglamento de contratación directa, pero Ortiz recalcó que no lo pudo obtener hasta ahora e hizo una solicitud de informe escrito.

La Villa Suramericana está lista

Los atletas van ingresando de a poco en la Villa Suramericana. El Comité Olímpico Boliviano hizo una inspección, donde ya se hospedan dos equipos del país.

Ayer, el presidente Evo Morales hizo la entrega oficial del remodelado estadio Félix Capriles, que será el escenario principal de los Juegos Suramericanos.

Las entradas para la ceremonia inaugural están casi agotadas. El valor de cada boleto es de Bs 20, informó la dirección de Codesur.

Comentarios