Escucha esta nota aquí

El director ejecutivo de la WTA, Steve Simon, expresó su apoyo a la fusión con la ATP tras los llamamientos a unificar los circuitos del tenis femenino y masculino liderados por Roger Federer y Rafael Nadal.

En una entrevista con el diario The New York Times (NYT) publicada este martes, Simon consideró que la unificación requeriría un largo trabajo, pero apuntó que la actual crisis global por la pandemia de Covid-19 puede generar el contexto adecuado para ponerlo en marcha.

"No tengo miedo a una completa fusión; nunca lo he tenido", dijo Simon al diario. "Ciertamente sería el primero en apoyarlo... Obviamente es un camino largo y sinuoso para llegar allí, pero creo que tiene todo el sentido del mundo".

Los comentarios de Simon llegan luego de que Federer, secundado después por Nadal, propusiera esta idea el mes pasado.

"Me preguntaba... ¿soy el único en pensar que ahora es el momento para que el tenis masculino y femenino se unan y formen uno único", se preguntaba el suizo en su cuenta de Twitter.

La propuesta de Federer, que aclaró que se refería a unificar las instancias dirigentes y no las competiciones en la pista, atrajo un apoyo entusiasta en personalidades de ambos circuitos, incluidos Nadal y la leyenda del tenis femenina Billie Jean King.

En su entrevista con el NYT, Simon dijo que cualquier iniciativa de unificación se concretaría en el largo plazo. Sin embargo, el clima de incertidumbre causado por la pandemia del nuevo coronavirus podría dar el impulso para llegar a un acuerdo sobre una fusión.

"Este es un momento único", dijo Simon. "Las crisis y los desafíos a veces también pueden proporcionar oportunidades".

En un eventual proceso "no habría escasez de contadores, abogados fiscales, abogados y todos los que estén involucrados en esto. Llevaría tiempo, pero conceptualmente puede que no lleve tanto tiempo", señaló Simon.

"Si estás de acuerdo con el objetivo, normalmente puedes hacer las cosas más rápido", afirmó.

Tanto la ATP como la WTA, cuyas temporadas están suspendidas desde marzo, se han visto obligadas a tomar medidas de reducción de costes desde que estalló la pandemia.

Simon subrayó en la entrevista que una fusión no era necesaria para asegurar la supervivencia de la WTA.

"No se trata de intentar salvar a la WTA", dijo. "Estaremos bien, pero si vamos a hacer lo correcto en los negocios y finalmente vamos a unir el deporte, creo que la WTA apoyaría mucho este concepto".