Escucha esta nota aquí

Con 50 años cumplidos, 149 títulos acumulados y una carrera de entrenador de casi 30 años, decidió hace un mes dejar la dirección técnica. Su retiro se debía a que por la cuarentena se quedó sin ingresos para pagar la alimentación y el alquiler. Se desesperó, pues además estaba viviendo en un espacio en el coliseo John Píctor Blanco. 

El retiro de Durán era un hecho porque estaba en la búsqueda de otro oficio, pero sus exalumnos de la escuela de la Asociación Cruceña de Fútbol de Salón (Acfs) y del colegio Don Bosco lograron convencerlo para que cambie de decisión. 

“Me dieron ayuda económica para que me mantenga en los meses que no voy a poder trabajar por la pandemia. Es que llegué al punto de no tener dinero ni para comer. Realmente la estaba pasando mal”, afirmó Durán, uno de los técnicos más ganadores del futsal cruceño, con 21 títulos nacionales con selecciones y 20 departamentales. El resto de las coronas, 108, las obtuvo al mando de diferentes equipos de la Acfs. 

“Me llamaron e hicieron una 'vaquita' para colaborarme, pues ahora estoy alquilando y también necesito dinero para alimentarme. No es fácil quedarse sin trabajar en esta época. Serán tres meses más que no se podrá entrenar.", sostuvo.

Entre sus expupilos que lo están colaborando figuran Fernando Cortez, Robin Cheng  y Rómer Herrera. Los tres son claves en el equipo de CRE y han integrado selecciones cruceñas y bolivianas. Sus exalumnos del Don Bosco también lo están ayudando. Con ellos consiguió varios títulos, entre 2004 y 2009. 

“Hemos vivido muchos momentos de felicidad con estos chicos. No puedo decirles que no seguiré dirigiendo. Así como me lo pidieron es imposible negarse a continuar. La verdad que estoy feliz por ello", afirmó el entrenador cuya última celebración fue en agosto de 2019 cuando se consagró campeón departamental con la sub-18 de San Ignacio. Antes, en julio, había logrado la corona nacional dirigiendo la sub-10 de Santa Cruz.

Este técnico multicampeón apuesta a seguir cosechando más réditos deportivos, aunque recalcó que su situación económica lo frena. "Soy un convencido de que tengo mucho por hacer en el futsal de Santa Cruz, pero también es real que estoy pasando un momento económico delicado. Ahora con la ayuda, me podré mantener un tiempo más”, sostuvo Durán, que necesitará un poco más de respaldo para aguantar el tiempo que queda sin que el balón ruede en el fútbol de salón de Santa Cruz, donde las ofertas de trabajo no le faltan. /(4 JUN 2020)