Escucha esta nota aquí

El boxeador polaco Tadeusz Pietrzykowski era un virtuoso esquivando golpes. Sin embargo, todo parecía ir en su contra durante su primer combate en el campo de la muerte alemán nazi de Auschwitz.

Delgado hasta el extremo, el prisionero número 77 debía enfrentarse a un detenido alemán mucho más pesado, un "kapo" encargado de supervisar a los otros prisioneros.

"Recibí advertencias y la gente me hacía unos gestos de locura: 'Te va a matar, te va a comer'", recordaba en sus declaraciones oficiales al museo de Auschwitz, después de la guerra.

"No había ni un segundo para reflexionar... Había que ganarse el pan. Tenía hambre, mis amigos tenían hambre", afirmaba Pietrzykowski, apodado "Teddy", el campeón de Varsovia de antes de la guerra en la categoría de peso gallo.

Pero su valentía acabó pagando. Con un logrado golpe con la izquierda en pleno rostro, Pietrzykowski hizo sangrar al kapo, Walter Düning. 

El perdedor eligió no vengarse y recompensó al boxeador con pan y carne.

Tras ello, "Teddy" protagonizó decenas de combates en Auschwitz, y los ganó todos salvo uno o dos, gracias a lo cual consiguió privilegios y pudo asegurarse su propia supervivencia y la de otros.

Poco conocido incluso en Polonia, la historia de "Teddy" inspiró la reciente película "El campeón de Auschwitz".

- Deportes en Auschwitz -

"Es una historia increíble. Muy poca gente sabe que hubo boxeo en Auschwitz, que hubo eventos deportivos", declaró a la AFP Piotr Witkowski, que interpretó el papel de Walter Düning.

Pietrzykowski "era peligroso para los alemanes porque encarnaba la esperanza a ojos de los detenidos, mostraba que era posible ganar contra el sistema, contra los malvados nazis", dijo.

Tadeusz Pietrzykowski, de religión católica, llegó a Auschwitz en junio de 1940 como prisionero político. Había sido detenido durante su intento de unirse al ejército polaco que estaba formando en Francia. 

Formaba parte del primer traslado masivo de presos al campo. Cerca de un año después, le ofrecieron la posibilidad de luchar contra Düning. Los alemanes estaban hartos de enfrentarse únicamente entre ellos y buscaban a otros adversarios.

"Había aclamaciones por parte de los polacos y de los prisioneros alemanes. Era un evento interesante, algo nuevo en Auschwitz. Ese combate dio lugar a otros entre detenidos de distintas nacionalidades", subrayó Renata Koszyk, comisaria de una nueva exposición sobre el deporte en Auschwitz, abierta en el campo hasta marzo de 2022.

"Sin embargo, el deporte no era un fenómeno extendido. La mayoría de los detenidos estaban tan agotados por el trabajo diario que no conseguían hacer ningún esfuerzo adicional, a veces ni siquiera el que suponía caminar para ir a ver" el combate, explicó.

Entre los espectadores, había oficiales nazis de las SS que se divertían apostando.

- "Elegir el bien" -

A cambio de sus combates, "Teddy" se benefició de varias ventajas: un trabajo más ligero y más comida, que solía compartir con otros detenidos, según testimonios de la época.

El margen de maniobra del que gozaba como boxeador estrella en el campo le permitió conseguir medicamentos para otros prisioneros, transmitir diversas informaciones y llevar a cabo misiones para el movimiento de resistencia.

"Mi padre combatió y demostró valentía y generosidad para con sus codetenidos [...] y, a cambio, también fue ayudado", declaró a la AFP su hija, Eleonora Szafran.

Cuando Pietrzykowski estaba enfermo de tifus en el hospital del campo, corrió el rumor de que las SS preveían enviar a los pacientes a las cámaras de gas. Para salvarle la vida al boxeador, sus amigos lo sacaron a escondidas del hospital y lo escondieron durante un tiempo.

Recién salido de la imprenta, el libro "Mistrz" ("Campeón"), realizado por su hija, presenta los recuerdos de guerra de Pietrzykowski, como su intento de asesinar al comandante de Auschwitz, además de las escenas de la brutalidad y la crueldad nazis de las que fue testigo.

Un millón de judíos murieron en Auschwitz-Birkenau, además de decenas de miles de otros detenidos, como polacos católicos, romanís y prisioneros de guerra soviéticos, entre 1940 y 1945.

Tadeusz Pietrzykowski sobrevivió a Auschwitz y a otros campos de concentración. Después de la guerra, intentó volver al ring, pero no pudo a causa de su enfermedad.

Se convirtió en profesor de educación física y continuó cultivando su pasión por la pintura. Falleció en 1991.

El actor que lo interpreta en la pantalla, Piotr Glowacki, afirmó que esperaba que los espectadores puedan inspirarse de él, "tener el coraje de seguir el ejemplo de 'Teddy', de elegir el bien".

"De defender a quienes padecen segregación a causa de su raza, nacionalidad, orientación sexual, opiniones [...], de ponerse del lado de los oprimidos", señaló.

Comentarios