Escucha esta nota aquí

El estadio Félix Capriles abrió sus puertas la noche de este miércoles con una ceremonia colorida, luego de ocho meses de trabajo de refacción y la obra final quedó lista para el acto de inauguración de los XI Juegos Suramericanos Cocha 2018, que arrancará este sábado (19:00).

Con la presencia del Jefe de Estado, Evo Morales, se llevó adelante la reapertura del escenario cuya capacidad es para 31.200 espectadores. El presidente del país estuvo acompañado por el Gobernador, Iván Canelas; el Ministro de Deportes, Tito Montaño; y el titular de la Organización Deportiva Suramericana (Odesur), Camilo Pérez.

"Empieza la fiesta deportiva gracias al trabajo conjunto de todos, pero aprovecho esta oportunidad para saludar a los obreros en los distintos campos deportivos, porque si no fuera por ellos no hubiera esta clase de resultados", declaró Morales, luego de una inspección que hizo a los ambientes.

El Capriles será sede del acto de inauguración el sábado y de la clausura el 8 de junio, como las principales actividades que acogerá en ocasión de los Juegos Sudamericanos. Había bastante expectativa entre la población por conocer la obra final.

"Esta refacción ha modernizado este escenario, tenemos un estadio por lo menos para 30 años más", indicó Canelas, que pidió a la población cochabambina cuidar esta infraestructura y reiteró que el trato a las visitas debe ser el mejor durante el evento deportivo.

Morales encendió el sistema de iluminación, cuyo trabajo estuvo a cargo de una empresa holandesa; hubo un cambio en las cuatro torres, que lucirán lámparas led. Así mismo, se instaló un nuevo módulo de ascensor con lo cual el estadio pasa a tener dos, cada uno con capacidad para diez personas.

Entre otros trabajos, se cambió la pista de tartán por una nueva con ocho carriles y con todas las disposiciones internacionales, se remodeló las cabinas, los palcos, la red hidrosanitaria, los baños, las salas VIP, los vestuarios (ahora hay cuatro), las salas de prensa, los camarines para árbitros y hubo una impermeabilización a las tribunas.

Como parte del ensayo para el sábado, la entrega del estadio contó con la demostración de danzas folklóricas, mosaicos y fuegos artificiales que iluminaron el cielo cochabambino mientras se escuchaba la canción oficial de los Juegos Suramericanos.

Comentarios