Escucha esta nota aquí

Murkel Dellien acarició la final en el Challenger de Buenos Aires (Argentina),  que se juega en el Club Náutico Hacoaj y es parte del Circuito Dove Men Care Legión Sudamericana. Este sábado perdió en la fase semifinal ante el local Facundo Díaz Acosta, por 3-6 y 1-6, y se despidió del torneo.

El beniano, que figura en el puesto número 905 del ranking de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP), se encontró con un rival bastante duro posicionado en el peldaño 338 del ranking y fue sembrado como la séptima raqueta del torneo.

El primer set, Díaz Acosta ganaba con facilidad por 1-5, pero Dellien logró acortar diferencias hasta poner las cosas 3-5, pero no le alcanzó y el argentino se llevó la victoria por 3-6, en 45 minutos de juego.

En el segundo set, Murkel perdió el servició en tres oportunidades y solo le quebró el saque a Díaz Acosta en una oportunidad. Su oponente volvió a ser superior y se se impuso por 1-6, en 41 minutos, para hacer un total de una hora y 26 minutos de juego.

La participación del tenista boliviano en el Challenger de Buenos Aires fue muy buena, pues sorprendió a propios y a extraños clasificándose hasta semifinales, enfrentándose a adversarios de mayor trayectoria y mejor ubicados en el ranking de la ATP.

Tuvo que ganar dos partidos de la fase clasificatoria para ingresar al cuadro principal y cuando logró ese objetivo se enfrentó en primera ronda al argentino Guido Andreozi, que ocupa el puesto 271 del mundo y que fue sembrado como la raqueta número uno del torneo.

Murkel dio el batacazo al eliminarlo en dos sets (6-3 y 6-2) y fue una inyección anímica para seguir su camino hasta semifinales donde se topó con Facundo Díaz Acosta, quien lo dejó fuera de carrera.

El Challenger de Buenos Aires reparte 50.000 dólares en premios y el campeón obtendrá 80 puntos para el ranking de la ATP.

Comentarios