Escucha esta nota aquí

Los organizadores de los Juegos Olímpicos de Tokio, previstos del 23 de julio al 8 de agosto, decidieron este lunes autorizar a los espectadores locales con un aforo del 50% en los lugares de competición, y dentro de un límite máximo de 10.000 personas, según un comunicado. Sin embargo, las competiciones podrían celebrarse a puerta cerrada si los contagios de Covid-19 vuelven a multiplicarse, advirtieron.

Los Juegos Olímpicos estarán abiertos a los espectadores locales a pesar de la pandemia de Covid-19, según informaron el 21 de junio los organizadores de Tokio 2021. A un mes para el inicio de las pruebas, han decidido permitir un máximo de 10.000 espectadores por recinto, pero sin superar el 50% del aforo de un recinto.

Se venderán más de 2,7 millones de entradas. Sin embargo, los ingresos por su venta serán menos de la mitad de los 900 millones de dólares estimados antes de la pandemia, dijo Frederic Charles, nuestro corresponsal en Tokio.

La decisión va acompañada además de una condición: la situación sanitaria no debe deteriorarse en la capital de aquí al inicio de estos Juegos Olímpicos, ya aplazados un año por el coronavirus. "En el caso de que se aplique el estado de emergencia u otras medidas prioritarias para evitar el contagio en cualquier momento después del 12 de julio de 2021, las restricciones relacionadas con el número de espectadores en los Juegos, incluidas las competiciones sin espectadores, se basarían en el contenido del estado de emergencia u otras medidas pertinentes en vigor en ese momento", señala un comunicado conjunto.

Cabe señalar que, a finales de marzo, las autoridades locales habían decidido prohibir la presencia de espectadores extranjeros debido a un riesgo sanitario considerado demasiado elevado. Una decisión sin precedentes en la historia de los Juegos Olímpicos.

Decisión sobre los Juegos Paralímpicos antes del 16 de julio


Tras una reunión entre el Comité Olímpico Internacional (COI), el Comité Paralímpico Internacional (CPI), el Comité Organizador de Tokio 2020 [1], el Gobierno Metropolitano de Tokio y el Gobierno japonés, se anunciaron directrices adicionales: "Éstas estipulan que se deberán llevar máscaras en todo momento; se prohibirá hablar en voz alta o gritar; se evitarán las aglomeraciones mediante anuncios adecuados; y los visitantes deberán abandonar el recinto de forma escalonada. Se pedirá a los espectadores que vayan directamente a los lugares y regresen directamente a sus casas, y que tomen todas las precauciones necesarias cuando viajen entre prefecturas”. Las medidas detalladas se darán a conocer en los próximos días.

En cuanto a los Juegos Paralímpicos, previstos del 24 de agosto al 5 de septiembre, se tomará una decisión a más tardar el 16 de julio de 2021, una semana antes de la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos.

En contra de la opinión de los expertos


Esta decisión de permitir espectadores en los Juegos de Tokio 2021 va en contra del consejo de los expertos. Según ellos, existe el riesgo de que el movimiento de personas dentro del archipiélago hacia Tokio y las interacciones durante los Juegos aumenten la contaminación y pongan a prueba el sistema médico.

Shigeru Omi, máximo asesor del país en materia de Covid-19, declaró en una reunión celebrada el 18 de junio que sería "deseable" una Olimpiada sin espectadores y la forma más eficaz de reducir el riesgo de propagación del nuevo coronavirus durante ese periodo.

Los organizadores, sin embargo, creen que las medidas contra el virus adoptadas hasta ahora son adecuadas para garantizar unos Juegos seguros. En el último año se han celebrado en Japón partidos de béisbol y fútbol que han atraído a un total de más de 5 millones de espectadores sin que se hayan producido nuevos brotes de infección.


1] Estos Juegos Olímpicos de Japón siguen llamándose oficialmente Tokio 2020 a pesar de su aplazamiento a 2021 debido a la pandemia de Covid-19.

Comentarios