Escucha esta nota aquí

Un levantador de peso ugandés ha sido localizado cuatro días después de que desapareciera de su campo de entrenamiento en Japón dejando una nota en la que decía que quería encontrar un trabajo, afirmó la policía este martes.

"El hombre fue localizado hoy en la prefectura de Mie sin lesiones ni haber visto envuelto en ningún crimen", dijo un oficial de la policía de Osaka.

"Llevaba su propio documento de identidad y él mismo se identificó. No está claro quién se hará cargo de él, el equipo o la embajada", añadió.

Las alarmas saltaron el viernes después que Julius Ssekitoleko no se presentara a una prueba de Covid-19 y tampoco se le encontrara en su hotel.

El joven, de 20 años, había descubierto recientemente que no podría competir en los Juegos Olímpicos de Tokio, que se inauguran el viernes, por un problema de cuotas olímpicas.

En su habitación dejó una nota pidiendo que mandaran sus cosas a su familia en Uganda, según agentes de la ciudad de Izumisano, en la prefectura de Osaka, donde el equipo estaba concentrado antes de los Juegos.

La policía afirmó este martes que el deportista había viajado a Nagoya en el centro de Japón y luego cerca de la prefectura de Gifu, antes de trasladarse a la prefectura de Mie.

"Fue localizado en casa de unas personas que tenían relación con él. No se resistió. Coopera y todavía estamos interrogándolo sobre su motivación", añadió el oficial.

Este joven atleta ganó recientemente el bronce en el Campeonato de África de Halterofilia y tiene una gran experiencia pese a su juventud, dijeron el sábado responsables deportivos ugandeses.

En Japón se han previsto restricciones drásticas para todos los participantes en los Juegos, coincidiendo con un agravamiento de la crisis sanitaria en el país.

Los atletas deber pasar pruebas diarias y sus desplazamientos están muy restringidos, limitados a traslados entre sus alojamientos, sus centros de entrenamientos y su competición.

Comentarios