Escucha esta nota aquí

Por Malene Peña.

Conversar en Italia con el piloto boliviano del momento fue especial para DIEZ, porque el subcampeón del mundo del campeonato mundial de Rally 2020, categoría WRC3, ahora está acompañado en este país de su hermano menor, Bruno, de 18 años, que tras ser campeón departamental en Santa Cruz (categoría Proto), quiere dar el salto de jerarquía en el exterior.

La reunión fue el sábado en el departamento donde transitoriamente viven los Bulacia en la población de Trivio, provincia de Sondrio. El encuentro fue completo porque a la hora de sentarnos en living de la casa de los anfitriones nos encontramos también con Marcelo De Ohannesian y Paolo Piras, profesionales que trabajan desde hace tiempo con Marco

La ocasión fue oportuna, pues la idea fue hacerle una entrevista a Marco luego de su excelente participación en el Rally de Montecarlo, el primero del año y en el que obtuvo un magnífico cuarto puesto en la categoría WRC2, la segunda categoría del campeonato mundial de Rally.

Fue así que nos enteramos que Bruno estaba en Italia porque había confirmado su participación en el campeonato italiano de Rally Terra.

Cabe destacar, que Paolo Piras, representante del equipo Free Rally Service y con el que compitió Marco hasta el año pasado, trabajará este año con Bruno. Este amigo de la familia Bulacia nos facilitó el encuentro.

No podía faltar a la cita el argentino Marcelo De Ohannesian, quien continuará siendo el navegante oficial de Marco  y también de Bruno en las competencias italianas que obviamente no se interpongan con el campeonato mundial de Rally.

Fue una charla cálida en la que apreciamos la sencillez, el entusiasmo, la calidad humana y el deseo de hacer grandes cosas  de los Bulacia.

Marco confesó que no esperaba que fuera tan difícil la competencia de Montecarlo, pero que quedó satisfecho con su participación porque alcanzó el objetivo principal que era terminar, ubicarse en los primeros puestos y sumar puntos para su escudería Toksport, que ahora está primero en la categoría WRC2

El piloto nacional sostiene que es una ventaja contar con un constructor de muy buen nivel, que le brinda facilidades y un auto Skoda, especialmente construido para este tipo de carreras, y con abridores de ruta. No obstante, dijo que el reto no es fácil, ya que al subir de categoría se encuentra con pilotos más competitivos, además que se suman otros muy buenos que estaban en la WRC3 para un desafío difícil.

Sobre esta nueva experiencia en su carrera deportiva, Marco tuvo elogios para su compañero de equipo, el noruego Andreas Mikkelsen, de quien espera aprovechar al máximo la experiencia de quien ha estado muchos años en la categoría mayor.

“El desafío es muy grande porque el nivel es muy alto, pero vamos a estar a la altura”, dijo el cordobés De Ohannesian, el 'cantante' de las hoja de ruta en las carreras de Marco.

Piras aportó a la charla y habló de Bruno con quien estará más de cerca este año. "Será más fácil, claro que ser hermano de Marco Bulacia en Italia genera mucha expectativa de los fans. Este primer año tiene que aprender, terminar carreras y tomar experiencia”, sostuvo.

Y ese es el camino que debe seguir Bruno, quien contó que se viene preparando en las carreras nacionales desde hace varios años y por eso apenas salió bachiller decidió venirse a Europa a seguir desarrollando su pasión por el automovilismo.

Dijo que su primera meta es finalizar el campeonato italiano de la Rally Terra y el objetivo a largo plazo es  lograr lo que está haciendo su hermano, llegar a la WRC2 y luego a la WRC.

"Lo voy a tomar a mi propio ritmo, ya que me he propuesto sumar kilómetros. Tengo que dar lo mejor de mí y trabajar mucho", agregó.

Es evidente que los hermanos Bulacia tienen bien claro el plan de vida deportiva que llevarán de aquí en adelante.  Al ser consultados sobre si alguna vez les gustaría competir en Fórmula Uno, ambos no desecharon la idea, aunque admitieron que ahora están enfocados completamente a escalar posiciones y llegar a la categoría reina del mundial de rallies.

"Faltan las condiciones para estar en Fórmula Uno. Prefiero el Rally, porque mi padre corría esta modalidad y crecí disfrutando esta experiencia, claro que si se da la oportunidad la tomo, porque cualquier deporte de motor con ruedas me gusta”, confesó Marqo, mientras que Bruno dijo que le encanta la Fórmula Uno y que le gustaría llegar esta categoría mundial.

Por el momento, la Fórmula Uno para los dos Bulacia no pasa de ser un sueño quizá a largo plazo, aunque admiten que están felices en el mundo del rally.

Sus días en Italia son intensos. Las corridas matinales son parte de su rutina de preparación como lo son las pruebas en los circuitos cercanos.

A miles de kilómetros está el papá, Marco Bulacia. El ex corredor confesó que más allá de extrañarlos en casa dijo a DIEZ que está orgulloso y feliz de que sus hijos le hayan seguido sus pasos, pero sobre todo que sean deportistas dedicados y que son ejemplo a seguir por su hemanita menor de 7 años que empezó a competir, no en las carreras, pero si en la gimnasia artística en la que ya sumó títulos en su categoría. ¿Qué más se puede pedir?, dijo con emoción.

Comentarios