Escucha esta nota aquí

Marco Bulacia ha hecho historia en el automovilismo boliviano al consagrarse campeón de la temporada de rally italiano Terra. Pese a los contratiempos que tuvo por la paralización de las carreras durante seis meses, el piloto boliviano tuvo un buen rendimiento en la temporada y en dos semanas más tendrá que volver a competir en Europa, con la última fecha del Mundial de Rally, en la que puede convertirse en campeón del mundo en la categoría WRC3.

Este sábado fue elogiado de los organizadores de la competencia y el gran protagonista de la última fecha del calendario local.

Fue el más solicitado para las entrevistas y la firma de autógrafos. Para los italianos es el piloto extranjero que sorprendió a todos, incluidos a los favoritos.

Bulacia subió dos veces al podio, por lo tanto, por protocolo, tuvo que escuchar dos veces el himno boliviano.

“Casi lloro cuando en el podio escuché el himno nacional. Ya se están viendo los resultados grandes del trabajo que venimos haciendo con mi equipo. De todas maneras, hoy estamos celebrando, pero mañana empezamos a preparar nuestra preparación para el rally mundial de Monza, que es nuestro objetivo final para salir campeón mundial”, dijo.

El joven piloto cruceño contó que influyó bastante en su rendimiento el haber ido a Bolivia y estar con su familia y amigos.

“Fue importante volver a casa y ver a la familia y amigos. En todo ese tiempo pensé en los errores que debo corregir y creo que logré mejorar.  Lo noté en el test que hice cuando volví porque me di cuenta que era otro el estilo de mi manejo", sostuvo.