Escucha esta nota aquí

Horas después de que se conociera el rival con el que se medirá en su regreso a los cuadriláteros, Mike Tyson sigue siendo noticia y esta vez por algo extradeportivo. El portal TMZ desveló este viernes que el púgil, de 54 años, firmó el contrato de su nuevo combate... ¡mientras fumaba un porro!, que es un cigarrillo que contiene hojas de marihuana.

Desde 2016, Tyson está comercializando productos relacionados con el cannabis con fines terapéuticos y le está generando grandes beneficios económicos, llegando sus ganancias al medio millón de dólares por mes. Tras la rúbrica de los papeles, Tyson ha insistido en que en su regreso no busca dinero para él sino con un fin solidario. "No voy a obtener nada", ha asegurado.

Aunque no ha trascendido el dinero que moverá la pelea, según TMZ, Triller, una aplicación de redes sociales que busca superar a TikTok, ha desembolsado aproximadamente 50 millones de dólares por los derechos del combate.

La leyenda se enfrentará Roy Jones Jr. en un combate de exhibición a realizarse el próximo 12 de septiembre en un duelo que constará de ocho asaltos. Tyson ha bajado alrededor de 30 kilos para estar en forma.